Opinión

Así es como puedes lograr tus metas más extravagantes

 
Envíale tu pregunta a Richard Branson
1
 

 

Branson. (Así es como puedes lograr tus metas más extravagantes).

Estoy escribiendo esto desde Italia, después de completar el primer tramo del Desafío del Esfuerzo de Virgin que durará un mes y un par de semanas después del accidente en bicicleta que me lanzó de cabeza sobre el manubrio. Sigo convaleciente. Durante el recorrido, la fisioterapia regular y las sesiones de masaje han ayudado a mantener bajo control las lesiones en mi rodilla y mi hombro.

Nuestro equipo ahora ha caminado desde las faldas del Matterhorn a lo largo de kilómetros y kilómetros de vistas encantadoras y terreno peligroso, abriéndonos paso a través del país. A lo largo del camino, hemos nadado en helados estanques glaciares, enfrentado un clima traicionero y hemos tenido que realizar ascensos casi verticales. Un miembro de nuestro equipo del Esfuerzo se fracturó la nariz, y muchos han pasado apuros con el mal de altura en las montañas.

Por supuesto, esto obliga a la pregunta: ¿Qué diablos estamos haciendo aquí arriba y por qué lo estamos haciendo?

Me encanta la aventura y pese a los reveses, todo ha sido fabuloso

Primero que todo, me encanta la aventura; y pese a los reveses, todo ha sido fabuloso. Segundo, aunque embarcarse en una difícil travesía de un mes es verdaderamente una meta extravagante, nos impulsa una causa importante y digna de mérito: recaudar dinero para una organización que ayuda a jóvenes.

No hay nada como establecerse una meta ambiciosa, y yo pienso que la experiencia de intentar algo verdaderamente difícil tiene lecciones para quien esté buscando tener éxito en los negocios. Esto ha estado en mi mente durante el recorrido más reciente.

Hace años, cuando inicié Virgin Atlantic, dije que nuestro equipo podía ir de la idea al lanzamiento en un plazo de seis semanas. La mayoría de las personas pensó que yo estaba loco, pero seis semanas después nuestro primer avión despegó del Aeropuerto Gatwick de Londres. Luego, cuando nos preparábamos para lanzar Virgin Money en los años 90, nuestro equipo gerencial argumentó que algo tan ambicioso y disruptivo como lanzar un nuevo banco llevaría al menos un año. Señalé el ejemplo de Virgin Atlantic: si tomó seis semanas iniciar una aerolínea, ¿por qué un banco debería llevar casi 10 veces más tiempo?

Desde entonces, he aprendido que el secreto para lograr metas extravagantes es escalonar esa travesía estableciendo hitos más pequeños y tangibles en los que el equipo pueda trabajar. Tomemos, por ejemplo, el desafío del Esfuerzo. Nuestro recorrido está dividido en varias secciones: nuestro equipo ha superado la parte de excursionismo de la ruta, y ahora tenemos varias etapas de ciclismo y natación que enfrentar. Si este proyecto fuera planteado en conjunto, ¡no habría forma en que hubiéramos podido hacerlo!

Lo mismo aplica cuando se trata de los logros en los negocios, particularmente si uno es emprendedor. Elabora planes que incluyan varias metas. De esa manera, los elementos individuales de tu plan serán más manejables y puedes unirlos al final.

Esto es lo que quiero decir: imagina si, cuando estuvimos planeando el lanzamiento de Virgin Atlantic, hubiéramos tenido una meta: el lanzamiento, sin objetivos más pequeños en mente. Habría tomado mucho tiempo avanzar o manejar un proyecto tan audaz. Pero cuando una persona o equipo puede avanzar rápidamente de una meta a otra, adquirir puertas de embarque en los aeropuertos, contratar personal, obtener licencias, comprar uniformes, diseñar la cabina, determinar los precios, es verdaderamente asombroso lo que se puede lograr. En nuestro caso, una serie de logros escalonados y enfocados culminó en la meta extravagante de tener un lanzamiento en seis semanas.

La siguiente lección es simplemente aceptar el hecho de que las cosas irán mal. Nunca he sabido de un desafío que vaya bien de principio a fin, especialmente en los negocios. Pero la capacidad para superar obstáculos es lo que separa a la paja del trigo.

Como mencioné en una columna anterior, mis hijos, Holly y Sam, se me unieron en el desafío del Esfuerzo, y recientemente Holly y un grupo de otros participantes fueron azotados por el mal tiempo justo cuando entraban en un paso montañés difícil. Tuvieron que encontrar una ruta diferente, la cual añadió tres horas a su recorrido, pero todos lo lograron juntos.

Juntos es la palabra crucial. Como dice el refrán: “Si quieres ir rápido, ve solo. Si quieres llegar lejos, hazlo acompañado”. Todos nos hemos unido más como equipo a lo largo de esta travesía, y nos estamos ayudando unos a otros a permanecer positivos manteniendo el humor alto y las quejas bajas.

Siempre surgirán obstáculos y la clave para superarlos es salir de tu zona de confort y enfrentarlos directamente, con el apoyo de otros. Así que, ya sea que estés atravesando un país o lanzando un negocio, elabora un plan lógico que funcione para ti y tu equipo, y verás verdaderos avances.

Una última cosa: asegúrate de que la persona que elabore el plan sea realista. Mi sobrino Noah planeó nuestra ruta para el desafío del Esfuerzo, y nos ha llevado al límite a todos. Recientemente le dije a Holly: “Puedes adivinar que Noah planeó todo esto. ¡No se da cuenta de que no todos somos súper humanos como él! De cualquier manera, todos se están esforzando”.

Toma nota: el Desafío del Esfuerzo de Virgin espera recaudar más de 1.5 millones de libras esterlinas para Big Change, una aceleradora de impacto social que ayuda a jóvenes a prosperar y crecer personalmente en sus vidas. Sigue nuestro avance en bigchange.strivechallenge.com

Twitter:@richardbranson

También te puede interesar:

Recuperándome tras la caída

Un argumento convincente a favor del emprendimiento

Vi mi vida pasar en un segundo

>