Opinión

Aseguradora apuesta
por educación financiera

Los bancos fueron los primeros en dar el paso para informar a sus clientes sobre las ventajas de contar con un mínimo de educación financiera, iniciativa que después extendieron a la población en general. Los avances son visibles, como es el crecimiento de los “totaleros”, aquellos que pagan todo lo que adquieren con su tarjeta de crédito para evitar el pago de intereses.

Ahora, la aseguradora Axa voltea hacia este tema y da el primero paso para informar a quienes forman parte de la industria restaurantera sobre los riesgos y protección que existen en el sector.

Después de platicar con los especialistas de seguros Axa, ir a un restaurante ya no es lo mismo. La industria restaurantera representa el 1.5 por ciento del PIB y son los que más autoempleo producen, pero también los que cuentan con menos protección de seguros.

En un restaurante puede pasar de todo. Por ello, están interesados en promover en esta industria no sólo la contratación de un seguro que abarque desde el estacionamiento hasta la cocina, los accidentes, robo, fenómenos naturales, asuntos legales, la intoxicación de un comensal, sino hasta fomentar la educación financiera. Lo que importa, aseguran, no es que sean un cliente más, sino que conozcan y se protejan más.

El sector restaurantero, por ley, necesita contar con un seguro, por lo menos, de responsabilidad civil. Pero la mayoría de las Pymes ignora esta obligatoriedad. El plan que tienen es de largo plazo y no está ligado a la venta, sino a la educación financiera. Esto, siguiendo el trabajo que realizan en esa materia los principales bancos del país y al que puede acceder cualquier persona, ya que no se necesita ser cliente.

El primer paso lo darán con una plática sobre los riesgos en los restaurantes, dirigido no sólo a quien ya tiene uno, sino a quien piensa instalar uno en el futuro. La plática es este martes y es gratuita.

* * * *
En el otro lado de la moneda, México es hoy uno de los mercados más atractivos de toda la región para el banco brasileño Itaú.

Itaú BBA dio ya el primer paso con la casa de bolsa, que recién le autorizaron operar en México. El mercado para hacer negocios en nuestro país, aseguran, es mucho más interesante hoy que el del propio Brasil y de todos los demás países en donde tienen presencia. Así de bien ven el panorama en territorio mexicano.

Los banqueros brasileños tienen claro que no pedirán una licencia bancaria y el crecimiento sería más bien “inorgánico”, es decir, si se llega a presentar la oportunidad comprarían algo. Por lo pronto la visión es iniciar ya operaciones con la casa de bolsa y, para lo demás, la moneda está en el aire.

Twitter: @JLeyvaReus