Opinión

Arte popular mexicano

 
1
 

 

Diego Rivera

Para Thamar Seguí.

1
Los castillos pirotécnicos incendian el firmamento.

2
Antes de mover los hilos del muñeco, un titiritero es hombre muerto.

3

Montar un Palo Ensebado, a la mitad de una plaza pública, es tan difícil como treparlo.

4

A Shakespeare le pasó de noche el montaje, como Dios manda, de una Fiesta de Quince Años.

5

Para comprender el Porfiriato hay que asomarse al taller de José Guadalupe Posada.

6

El “raspado” o “pabellón” sabe a colores.

7

¿Balzac mexicano? Gabriel Vargas.

8

El Yo-Yo ahorra a Sigmund Freud.

9

El afilador clava el cuchillo mortífero en tercera persona. Autor intelectual.

10

Sobre el Lago de Patzcuaro lo navegaban libélulas gigantes.

11

La lava volcánica bruñe los cuadros del Dr. Atl.

12

Boleros y baleros: esencias mexicanas.
13

El niño Diego Rivera todavía juega, los domingos, en La Alameda.
14

La Librería Porrúa deletreaba a los paseantes de las calles del Relox y San Ildefonso (hoy, respectivamente, República Argentina y Justo Sierra).

15

El maíz sabe lo que siembra.

16

Jugar al “Avión” era acumular horas de vuelo sin consecuencias laborales.

17

El metate es un prodigio tecnológico. Ya no digamos el molcajete.

18

Tacos de canasta: cornucopia.

19

Un azar goloso inventó la torta.

20

El Diario del Hogar de Filomeno Mata, bien pudo llamarse Diario de la Cárcel de Belém.

21

“Trompadas” y “Charamuscas” saben a tierra endulzada.

22

El caló popular inventa la realidad.

23

O, por más que se esfuerza, la realidad no expresa al caló.
24

No confundir el albur con el bulling.

25

No recuerdo si chava Flores alcanzó a Poesía en movimiento.

26

Legiones adoramos a la Diana en su original Templo-Glorieta.

27

El “Albur de amor”, Bonifaz Nuño, que nos agarre confesados.

28

En el México Viejo, los temblores se medían por “avemarías”.

30

¿Se trasladará, piedra a piedra, a Nuevo Polanco, el Castillo de Miramar?

31

Las ruinas del Templo Mayor no tienen fondo.

32

Retoña, para todos, el Árbol de la Noche Triste.

33

A la Cabeza de Juárez, ¿la conoce usted?, la mancha urbana le hace los mandados.

34

Cuando, en el 57, cayó El Ángel, ya llevaba rato despedazado sobre el piso de Reforma.

También te puede interesar

México sin GPS

Fuentes: malahora

Dos regalazos de 2014