Opinión

Arrancón poblano

 

Ya armaremos BMW y Mercedes Benz por estas tierras. ¿Pero quién les venderá piezas?

En ese intento brega Eugenio Madero Pinsón, quien el mes pasado asumió como director general de Rassini.

Busque pistas. Hoy inaugurará junto con Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, la expansión de su planta en San Martín Texmelucan, Puebla.

La inversión para estrenar fue por unos 24 millones de dólares que aumentarán 40 por ciento su capacidad de producción. ¿Qué hace Rassini? Si su coche frena, es probablemente gracias a ellos.

La fábrica poblana atenderá la producción del Audi Q50 que se armará también en donde hay dieta de mole y camote.

1
Carlo Benedetti

 

ME. El italiano que todas las armadoras en México buscarán.

Urgen proveedores

Las armadoras requieren suministro que preferirían local, pero no divulgan lo que necesitan. ¿Por qué? Por el montón de improvisados que se formarían en la puerta ofreciéndose como proveedores calificados.

Ahí radica la importancia de lo que hace Carlo Benedetti. Este italiano habitante de León es presidente de la nueva Asociación de Proveedores Industriales Mexicanos, Apimex.

La organización sustituyó el mes pasado al gremio de calzado Anpic. Fue natural. Hace tiempo que el zapatero derivó en fabricante de vestiduras, cuando al Bajío llegaron fábricas de autos.

Benedetti revelará dentro de un mes el nombre de todos los proveedores certificados de empresas pequeñas y medianas de esa región, principalmente.

Formará un catálogo que solicitan las armadoras para proveerse, amén del intento que hará para crear un modelo de Pymes similar al italiano, de proveeduría entre maquiladoras, que aumente el estancado valor agregado de la industria nacional.

Eche ojo a este último asunto, el atorón del valor agregado. Ya lo estudian Juan Blyde en el BID y Eduardo Sojo, en el Inegi. Luis de la Calle dice que con un cambio en la materia tomaremos 15 por ciento del mercado estadounidense, mejor que el 12.5 por ciento que ya tenemos.


Negocio en auto compartido

Ya opera en Chile, Argentina, Perú, Colombia y, claro, México. Sus fundadores, entre los que está Cristina Palacios, son de aquí. Ofrecen un sistema para que empleados de una compañía se den aventones entre sí.

Así se llama la empresa, Aventones. Presumen a Costo, AXA y Danone entre sus clientes.

Están fondeados por ALL Capital, de Federico Antoni. ¿La nueva? Que cerraron un trato con Blablacar, que presume de ser la comunidad de autos compartidos más grande del mundo.

También te puede interesar:
​Los guiños entre Repsol y Kuo
​Cobre que parece oro
Fiesta en San Nicolás