Opinión

Arranca la Temporada Grande

1
  

  

Toros

Con una exitosa tarde que colocó al matador mexicano Joselito Adame como la máxima figura de la fiesta brava nacional, este domingo arrancó finalmente la Temporada Grande 2015-2016 en la Plaza México. Dos diestros de larga trayectoria, Eulalio López Zotoluco y el alicantino José Mari Manzanares, se sumaron a un festejo en el que poco colaboraron los toros de Xajay y Julián Hamdam y en el que el público capitalino abarrotó los tendidos del llamado coso de Insurgentes.

Adame corrió con la mejor de las suertes en el sorteo al haber lidiado un lote que se prestó para que dibujara, en el sexto de la tarde, una de las faenas de mayor trascendencia en su corta carrera como matador de toros. A Javito, un astado de Xajay de buena figura, el diestro de Aguascalientes pudo recibirlo con Verónicas templadas y rematarlo con un quite por Zapopinas que puso al público de pie. Ya en el tercer tercio, con profundas tandas de derechazos, naturales y manoletinas, dio muestra de ser un torero que combina experiencia, arte y un cierto misticismo en su forma de interpretar el arte de la lidia. Después de haberse impuesto ante un enemigo que mejoró en su desempeño, logró consagrar su faena tras matar recibiendo a un burel que se entregó hasta el último momento. Dos orejas otorgadas por el juez de plaza, con amplia petición de rabo, se sumaron a una primera oreja cortada al de Julián Hamdam corrido en cuarto lugar.

Tarde de sol y sombra fue la que vivió José Mari Manzanares, quien vistió de negro como símbolo del luto que aún guarda en memoria de su padre, figura del toreo, de quien lleva nombre y apellido. En su primer toro, de la ganadería de Hamdam, el alicantino dibujó Verónicas de fino corte que fueron ovacionadas en los tendidos. En el último tercio se impuso ante un burel que dificultó el desempeño al quedarse corto en tandas de derechazos y naturales, en las que el sello de temple, mando y calidad, provocaron una cálida reacción en los tendidos. Una estocada hasta la empuñadura le dio oportunidad de cortar la primera oreja de la temporada. En el segundo de su lote, Manzanares borró todo el esfuerzo y entrega que caracterizaron su lidia con un bajonazo que fue reprobado por el público.

Sin ninguna suerte en su tarde número 73 en la Plaza México, Zotoluco no pudo sobreponerse a la dificultad de dos toros inciertos que no le permitieron refrendar el sitio que tiene como el diestro más experimentado de nuestro país. Pese a la voluntad e intento de redondear dos faenas imposibles de culminar, el matador originario de Azcapotzalco mantuvo la simpatía y respeto de un público que lo ubica como uno de los máximos exponentes de la tauromaquia nacional.

Gran ambiente también el que se vivió en barreras y tendidos de la Monumental. Uno de los mejores termómetros sociales, la Plaza México recibió la tarde de este domingo a políticos, empresarios, artistas y ganaderos de todo el país, en un ambiente de fiesta y expectativa por el arranque de la temporada grande. En los tendidos pudo observarse al secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade, al banquero Carlos Gómez y Gómez, al economista Luis de la Calle y al empresario Armando Guadiana, quien libra una batalla política y jurídica en contra del gobernador de Coahuila, Rubén Moreira, quien por un diferendo personal con el también propietario de la ganadería D’Guadiana, prohibió las corridas de toros en su estado.

Con el inicio de la temporada, es de resaltar la campaña de comunicación que promovió la empresa que encabeza Rafael Herrerías. Como hacía mucho tiempo no se veía, el arranque de este serial estuvo precedido por una serie de anuncios, comentarios y rumores que alimentaron el interés de los aficionados por la confección de los carteles que se dieron a conocer apenas hace unas semanas.

El resultado de esa campaña se reflejó en una muy buena asistencia a los tendidos de la Monumental este domingo ante un serial que se antoja, desde ahora, como uno de los más exitosos de los últimos años. Destaca la inclusión en los carteles de figuras como Enrique Ponce, Pablo Hermoso de Mendoza, Morante de la Puebla, Zotoluco, Joselito Adame, Arturo Macías y Sebastián Castella, entre otros. Sin embargo, el mayor interés se ha generado en torno a José Tomás, quizá el máximo exponente que tenga la fiesta brava en la actualidad y a quien hacía tiempo no se le veía en el coso de Insurgentes.

Hacía tiempo también que la cantera de matadores mexicanos no se veía tan prometedora como en la actualidad. Arturo Macías, Arturo Saldívar, Diego Silveti, Octavio García El Payo, Juan Pablo Sánchez, Fermín Espinosa, Sergio Flores y Fermín Rivera se suman a una larga lista de diestros nacionales que prometen integrar una nueva generación de toreros que garantizan un nuevo respiro para la fiesta brava en nuestro país.

Oportunidades de alternar con figuras europeas como las que se presentan en esta temporada no deben ser desaprovechadas si es que se quiere llevar a los aficionados a los tendidos y así preservar esta tradición que en muchas ocasiones se ve amenazada por sus detractores.

Soy Juan de la Lidia. Nos vemos en los tendidos.