Opinión

Apuesta al cansancio

 
1
 

 

CNTE. (Edgar López)

La estrategia de la SEP ante la renovada ola de protestas por parte de los inconformes de la CNTE y la CETEG parece ser la del desgaste y del desfonde del movimiento.

En sus tiempos de glorioso poder y control magisterial, la CNTE ostentaba más de 80 mil miembros activos cuya cuotas, salarios, promociones y comisiones estaban controladas por el entonces IEEPO de Oaxaca en manos de la CNTE.

Según autoridades de la secretaría, en este año escolar de implementación firme de la reforma, la fuerza de las secciones 22, 19 y otras beligerantes, se ha ido disminuyendo gradualmente.

Sus líderes pretenden enviar un mensaje de fuerza indómita a las autoridades estatales y federales. Los plantones ante gobernación, el bloqueo de autopistas (del Sol y México-Toluca) y las movilizaciones en Chiapas, Guerrero, Michoacán, Oaxaca muestran aún el músculo y la capacidad de extorsión que les caracteriza. Pero cuando la SEP inició la aplicación de los despidos, tres mil 119 docentes la primera semana y veremos cuántos más al término de esta, otro será el panorama.

Coincido y aplaudo a una autoridad que no cede a los chantajes; me anima observar a un secretario posicionado en el papel de defender los avances jurídicos de la reforma constitucional. A diferencia del pasado (Chuayffet-Miranda) cuando gobernación abría la puerta a las negociaciones y dejaba a la SEP en el limbo, ahora existe cierta sintonía. Osorio declaró que no se negociaba la reforma y que trataran sus asuntos en educación.

Aurelio Nuño ha sido firme, ha aguantado el temporal, ha tomado medidas conforme a derecho.

La CNTE apuesta a vencer con la presión de los paros y plantones. Cada vez son menos las escuelas en Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán que suspenden actividades por las movilizaciones del magisterio disidente.

Y con mayor importancia, sectores crecientes de la sociedad civil, padres de familia y otros docentes, rechazan ahora con franqueza y apertura los excesos de la Coodinadora. Ahí hay un cambio esencial en torno a la actitud social, que se atreve de forma abierta a señalar, condenar y exigir a los maestros que vuelvan a sus labores. Ya lo vimos en Oaxaca y también, por cierto, en el insubstancial conflicto del IPN y las vocacionales. Padres de familia enérgicos, molestos, demandantes y enfundados en un derecho hasta ahora ignorado o no exigido: la educación es de todos, es un derecho constitucional, no es una prebenda exclusiva de supuestos docentes extorsionadores.

Hasta ahí muy bien. Hago votos porque al paso de las semanas y la prolongación de los plantones no exista debilitamiento en la SEP y se busquen 'salidas negociadas'.

Por años en que el ahora muy institucional SNTE y su prima loca la CNTE utilizaron estos instrumentos de movilización y marcha como presión para obtener prebendas, aumentos y prestaciones irrefrenables, el gobierno de Oaxaca, en manos de los inefables José Murat, Ulises Ruiz y otros varios, financiaron debajo de la mesa las movilizaciones. Los autobuses, pasajes, casas de campaña, víveres y ¡hasta viáticos! para cada maestro que se desplazaba con el compromiso solidario con los compañeros.

Cabe preguntar ahora, ¿quién paga? O citando al Chico Ché recurrente de Andrés Manuel: ¿Quién pompó? ¿Es Gabino Cué, como un postrer regalo a su gremio consentido y tolerado por cinco años? ¿Es Manuel Velasco desde Chiapas, jugando al aprendiz de brujo? ¿Es Silvano Aureoles buscando alguna relevancia interna que inexplicablemente no ha mostrado? No creo que se trate de Héctor Astudillo, quien enfrenta innumerables problemas con urgencia.

O tal vez debiéramos redirigir la búsqueda a otros niveles, federales, partidistas, quienes pudieran pretender minar el camino de un potencial Aurelio Nuño candidato, o presidente del PRI.

Por lo pronto el joven ministro deberá prepararse en pocos meses para iniciar la nueva cruzada de la reforma: los nuevos planes de estudio y los contenidos de los que, hasta ahora, nadie sabe nada con certeza. La reforma ha avanzado en su primer capítulo, el laboral, con la evaluación, los concursos por oposición y la formación profesional docente.

Sigue la médula, la columna vertebral: ¿Qué educación necesita México? ¿Qué contenidos, con qué métodos pedagógicos para generar qué perfil de egresados? Ese es otro inmenso debate y prueba para el funcionario.

Twitter: @LKourchenko

También te puede interesar:
Lodo electoral
¡Otra vez Fox!
Extraordinario