Opinión

Aprende de tus fracasos, mejora tus finanzas

 
1
 

 

ME. El dinero y la satisfacción con la vida.

El miedo al fracaso puede impedir avanzar en nuestros objetivos y como dice el viejo dicho “quien no arriesga, no gana” y fallar es parte del proceso.

Lo importante es aprender de los errores para ir afinando la toma de decisión.

Por muy preparado que uno esté, por lo regular habrá información limitada pues desconocemos el futuro y las circunstancias varían permanentemente. En tal caso los fallos respecto a lo esperado son una retroalimentación útil para entender qué pasó, corregir de ser posible o cuando menos evitar el mismo error.

1.- Uno de los ámbitos donde es común sufrir traspiés es en los negocios, porque aún y cuando llevemos una administración profesional, hay un componente de 'prueba y error'. Continuamente se está ensayando, dado que los mercados cambian y el contexto es diferente. Incluso, aciertos anteriores bien podrían ahora dejar de funcionar.

Nunca habrá una fórmula que garantice el triunfo empresarial. En este sentido, les recomiendo entrar a thefailureinstitute.com que sirve como plataforma para exponer los fracasos de los emprendedores con la intención de aprender de ellos. Sostienen que la literatura se centra en estudios de casos de éxito y el fracaso es subestimado.

2.- Si uno revisa las noticias financieras no terminaría uno de decir “hubiese comprado… o hubiese vendido…”. La metodología para decidir en este terreno obliga a hacer un pronóstico de lo que pasará mañana y siempre hay un grado de incertidumbre.

Contamos con herramientas para prever el comportamiento de los mercados, desde la información privilegiada e intuición, hasta algoritmos sofisticados técnicamente, pero todo es falible. Tan es así, que cuando hay colapsos surgen perdedores que se suponía eran expertos. Por eso es básico la diversificación del portafolio y aprender de las equivocaciones.

3.- En la administración cotidiana de las finanzas personales es donde encontramos más 'pequeños grandes' errores, pues las cantidades de dinero podrían ser reducidas pero a la larga se convierten en un peligroso problema. Aquí están las resoluciones de gasto y endeudamiento con la consecuente falta de ahorro.

Aún cuando uno admita compras inadecuadas, es necesario un verdadero acto de contrición para no volver a caer y regresar al redil del ahorro.

Equivocarse es parte del hacer diario, lo complicado es desmenuzar cuál fue la causa para evitar cometer nuevamente el error.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

También te puede interesar:
Un empujón te ayudaría a resolver tus problemas financieros
¿Qué tiene que ver el nobel de Economía con mis finanzas?
El éxito financiero está fuera de tu zona de confort

Sign up for free