Opinión

Aprehendían a sus hijos mientras firmaban con Peña


 
Ayer en Ankara, México y Turquía firmaron los términos de referencia para que los dos países alcancen un tratado de libre comercio. De acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Turquía crecerá a un ritmo de 5.2 por ciento en términos reales de aquí al año 2017. Es una tasa de crecimiento que México no tendrá sino hasta bien implantadas las reformas aprobadas este año.
 
 
Llama la atención que la noticia del TLC con Turquía no haya generado rispideces en el ánimo del empresariado mexicano, como sí ocurrió hace poco cuando se hablaba de un tratado con Brasil. Con Turquía la cosa fue diferente; y la aceptación implícita de los empresarios es reflejo del buen oficio del equipo presidencial, principalmente del canciller José Antonio Meade y del secretario Guajardo.
 
 
Pero, ¿qué atributos definen a Turquía? Es un país con 76 millones de habitantes, compuesto mayoritariamente por jóvenes de edad promedio 31 años. Turquía exporta 153 mil millones de dólares en bienes y servicios cada año, e importa más de 237 mil millones de dólares. Cada año recibe a 32 millones de turistas internacionales.
 
 
Turquía es un jugador clave en materia de energía. Ese solo sector crecerá a un ritmo de 7 por ciento anual de aquí al año 2023, y ha sido sujeto de un programa de privatizaciones que ya fue completado en la parte de distribución de energía, y que está en proceso en la parte de generación. Una medida clave de la revolución energética turca es que incluyó la creación de un mercado bursátil de energía, lo que de acuerdo al gobierno de Abdullah Gül “no sólo alimentará la liberalización del mercado, sino que también garantizará la transparencia y mantendrá un balance saludable entre la oferta y la demanda cuando opere por completo en 2014”. ¡Un mercado bursátil de energía! ¡Wow!
 
 
Pero no todo es miel sobre hojuelas. Ayer, la policía turca lanzó una operación colosal contra la corrupción que reina en Estambul y Ankara, y detuvo a 22 personas de alto nivel, entre ellas al hijo del ministro de Economía Zafer Caglayan y al hijo del ministro del Interior Muammer Guler… al mismo tiempo en que sus padres firmaban acuerdos con Jesús Murillo Karam y con Ildefonso Guajardo…
 
 
Twitter: @SOYCarlosMota