Opinión

Aportela, sobre el peso mexicano en el WEF

 
1
 

 

ME. ¿Apuntalará la autoridad a nuestro peso?

MEDELLÍN, Colombia.– Conversé ayer con el subsecretario de Hacienda Fernando Aportela en este Foro Económico Mundial para América Latina. Me descifró una incógnita que planteé en estas páginas hace unos días: ¿es una meta en sí misma que el peso mexicano sea la moneda más intercambiada en el planeta entre las monedas emergentes? Me dijo que sí, aduciendo que eso le da certeza a los inversionistas, quienes saben que la puerta está siempre abierta tanto para la entrada como para la salida de capitales.

Eso genera un camino certero para las inversiones. Cerrar la puerta no es opción; mucho menos en episodios de alta volatilidad como el que vivimos actualmente.

Aportela es firme en el discurso esgrimido en las últimas semanas: nos reservamos el derecho de intervenir en el mercado cambiario, enfatizó; y cuando le pregunté si la cifra psicológica de veinte pesos por dólar hacía predecible la posible intervención de parte de la Comisión de Cambios, aseguró que esa instancia nunca ha establecido un parámetro o una cifra específica para el nivel adecuado que debería tener el precio del dólar. En pocas palabras: el gobierno intervendrá cuando así lo considere.

Que no quede duda: el gobierno mexicano y particularmente la Secretaría de Hacienda están observando con minucioso detalle el desempeño de la economía, y estiman que los riesgos siguen proviniendo del exterior. ¿De qué datos se agarra Hacienda? Del PIB, que crece a un ritmo de 2.6 por ciento y cuyos tres componentes se comportan con razonable vigor. De tal suerte, los riesgos vienen de fuera: la desaceleración de países emergentes como China y la famosa decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos para normalizar su política monetaria elevando paulatinamente su tasa de interés.

Aportela no quiso revelar los términos en los que está negociando la compra de las coberturas para el precio del petróleo para el próximo año, por la sencilla razón de que el precio de la cobertura misma puede moverse si rompe la confidencialidad al respecto. Pero de que está en ello, no hay duda; habrá que esperar —supongo que no mucho
tiempo— para conocer la cifra de estas coberturas “que ya tienen muchos años realizándose”. Eso sí: está firme la proyección de un superávit para el próximo año.

Hacienda no modificará el rango de 2.2 a 3.2 por ciento para el crecimiento del PIB de México para este año. De hecho, el subsecretario Fernando Aportela refiere que algunos analistas han elevado recientemente sus pronósticos, y confía en que la fortaleza interna sea suficiente para sostener la marcha normal de la economía. Asimismo, refiere el crecimiento del crédito, en el orden de 10 por ciento; otro indicador de la fortaleza doméstica.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
El WEF de América Latina y el libre comercio
¿Le tomaron la medida al Banxico y a Hacienda?
La primavera de odio antigay 2016