Opinión

Aplausos para el
senador Torres

1
     

       

Fernando Torres Graciano.

En tiempos en que la corrupción carcome el aparato de la función pública, vale la pena un reconocimiento para el senador panista Fernando Torres Graciano, quien al devolver al Senado el costo de 155 mil pesos de un boleto de avión a España, arroja luz en la oscura caja de los recursos en el Congreso.

Marqué ayer a Aeroméxico, la empresa de aviación, que brinda servicios al Congreso y que hasta oficinas tiene dentro de la Cámara de Diputados.

–El boleto, viaje redondo, le cuesta 28 mil 305 pesos– me dijo una señorita con un tono amable.

Fingí volar el siguiente lunes y regresar cuatro días después.

–Con anticipación, el precio es más económico– agregó la señorita nomás para acrecentar mi coraje.

En la Secretaría General de Servicios Administrativos, de Roberto Figueroa, todavía se inflan los costos de las adquisiciones, no sólo de los viajes. No todo es responsabilidad de él sino de los coordinadores parlamentarios Emilo Gamboa, del PRI; Miguel Barbosa, del PRD y Fernando Herrera, del PAN. No tienen voluntad para transparentar el presupuesto a pesar de la nueva ley anticorrupción.

No basta a los legisladores el fondo oscuro de dos mil 841 millones de pesos en la Cámara de Diputados, ni de mil 209 millones en el Senado, del que nunca entregan cuentas, según la Auditoria Superior, sino que todavía hacen las cosas chuecas en las partidas que sí deben comprobarse.

El reportero Rivelino Rueda de EL FINANCIERO ya nos había dicho en marzo que seis senadores gastaron más de un millón de pesos en un viaje a Suiza, entre ellos Marcela Guerra y Graciela Ortiz, del PRI; Gabriela Cuevas y Laura Rojas, del PAN; Dolores Padierna, del PRD, y David Monreal Ávila, del PT, pero la buena acción de Torres muestra que a la mayoría les vale un comino.

Hay nombres que se repiten en los viajes costosos. Graciela Ortiz volvió a viajar. Esta vez a Hanoi, Vietnam, y su pasaje costó 176 mil 910 pesos. Como ejemplo de la desfachatez también está el de la petista Ana Guevara y de Adriana Díaz en 164 mil 480 a Addis Abeba, Etiopía.

–Se debe investigar, se debe revisar a fondo qué pasa. ¿Por qué esos costos tan elevados en el Senado?– exigió el senador Torres al devolver en un cheque el costo.

La promesa de transparencia que hizo en marzo Miguel Barbosa no se cumple. Por eso yo le aplaudo al senador Fernando Torres Graciano.

EL REAPAREClDO. Es José Luis Luege, extitular de Conagua, ahora al frente de la ONG llamada Ciudad Posible. Exige a candidatos a jefes delegacionales compromiso de obras, de esas que no gusta mucho a los políticos.

Luege conoce como pocos la realidad de la red hidráulica del Distrito Federal. Urgen acciones para atender las fugas de agua (se pierde 40 por ciento del suministro), tratamiento de aguas negras, recolección de basura y otras acciones sustentables.

10 SEGUNDOS… Matías Nazario Morales desvió diez millones de pesos a la campaña de Amado Orihuela al gobierno de Morelos. Incluso lo expulsaron del PRI por esos hechos, pero ya se le pasó el coraje al PRI: lo candidateó como diputado.

Twitter: @alexsanchezmx

También te puede interesar:
El karma del Tucán
Todos contra 'El Bronco'
Mujeres y hombres con pasado negro que van por fuero