Opinión

Apapachan trampas
en el PRI

1
   

   

Cuauhtémoc Sánchez Osorio. (Tomada de Twitter)

Sí fue manipulada la calificación del examen de Cuauhtémoc Sánchez Osorio, egresado de dos maestrías en Harvard, que según el Instituto de Capacitación y Desarrollo Político (Icadep) del PRI este correligionario suyo había reprobado el examen para la jefatura delegacional de Tlalpan.

Quedó demostrado que Sánchez es primer lugar en calificación en el Distrito Federal y tercero a nivel nacional. El 9 de febrero adelantamos aquí la historia del fraude (http://goo.gl/uneX4r), la cual relata, sin embargo, que Alejandra Barrios, líder de vendedores ambulantes en el DF, según versión oficial, había aplastado a Sánchez.

El alumno de Harvard, sin embargo, no se cruzó de brazos: interpuso un recurso de apelación ante la Comisión de Procesos Internos del PRI y después de pedir que abrieran su prueba conformada por 50 preguntas logró revertir los resultados al demostrar que tuvo 46 aciertos.

La Secretaría de Comunicación Social del PRI-DF, cuya dirigencia capitalina está a cargo de Mauricio López, deslindó, ante este reportero, a su líder de toda responsabilidad en el caso de la aplicación y resultados de los exámenes. Apuntó como responsables de la elaboración y aplicación de las pruebas al director nacional del Icadep, Guillermo Deloya Cobián y su prima, la secretaria general del organismo en el Distrito Federal, Dunia Ludlow Deloya.

Hasta ahora ambos priistas han nadado de muertito en los últimos días: esperaban así que amainaran los vendavales que agitan las aguas en el PRI. Sin embargo, se abren dos interrogantes: ¿fueron ellos los que metieron mano negra en la calificación?, ¿protegen a alguien? A ver qué respuesta tiene César Camacho, presidente nacional del PRI.

LA MANO DEL AYUNTAMIENTO. La solicitud de licencia concedida ayer al perredista Héctor Hugo Hernández, como integrante de la ALDF, tiene una lógica común entre las diversas corrientes del perredismo: Miguel Ángel Mancera no va a ratificar a Miguel Ángel Guerrero, encargado de despacho que dejó Maricela Contreras al frente de la delegación Tlalpan.

El problema radica en que Contreras, ahora candidata a diputada federal, se la jugó hasta el final con René Bejarano y en las oficinas del Ayuntamiento eso no gustó ni tantito. El plan es que Héctor Hugo Hernández asuma el cargo como interino, pues desde las oficinas centrales no están dispuestos a que Morena barra al PRD en esa demarcación cuando ya de por sí los focos rojos están encendidos en Cuauhtémoc, Iztapalapa y Álvaro Obregón.

De no suceder otra cosa, de los 14 de 16 jefes delegacionales que pidieron licencia para buscar otro cargo de elección popular, junto con el encargado de despacho en Tlalpan, tampoco será ratificado Ricardo Amezcua Galán, en Benito Juárez, a quien el panista Jorge Romero delegó todas sus confianzas.

10 SEGUNDOS… ¿De quién se cuida el legislador del PAN Roberto Gil? Últimamente se le ha visto llegar y salir del Senado y adonde quiera que se mueve las 24 horas del día, acompañado de escoltas que lo custodian en otra camioneta negra, diferente a la que él usa. Valdría la pena que aclarara que no es un asunto de arrogancia o tráfico de influencias.

Twitter: @alexsanchezmx

También te puede interesar:
'Los Chuchos' le temen a la verdad
Viacrucis del Migrante
Nocaut ciudadano