#JOMO
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

#JOMO

COMPARTIR

···

#JOMO

31/05/2018

Hace algunos años la siglas FOMO se convirtieron en parte de la cultura de los millennials, FOMO (fear of missing out) significa el miedo o ansiedad al ver eventos o información en línea del cual el individuo no es parte. También se relacionaba con perderse alguna noticia o conversación en la redes, por lo que los niveles de ansiedad y el tiempo que esta generación pasaba conectada eran muy altos.

Hace poco tiempo empezamos a ver las siglas JOMO (joy of missing out) que es lo contrario del FOMO, es el placer de perderse de algo. Es estar presente en el momento que se quiere estar sin importar lo que otros estén haciendo desconectados del mundo digital.

Desde Google pensamos que la tecnología debe de mejorar la vida de las personas y no distraerla de ella, por eso, desde los primeros momentos de la compañía tenemos un enfoque en desarrollar tecnología que contribuya al bienestar digital de los usuarios. Desde los segundos que ahorramos en el buscador Chrome al realizar una búsqueda con la función autocompletar, hasta los minutos que nos ahorra Google Maps al elegir la mejor ruta para llegar a un lugar. Todo está pensado en ahorrar tiempo.

Esa búsqueda por la eficiencia se extiende al asistente de Google, que ya permite controlar con la voz las luces de la casa o activar alarmas y recordatorios cuando es hora de ir a dormir. También los controles parentales en productos como YouTube Kids y Family Link que limitan el tiempo que los pequeños pasan frente a las pantallas. En breve lanzaremos más funcionalidades que ofrecen información valiosa con respecto al tiempo que pasamos conectados, algunas de éstas ya fueron anunciadas recientemente en Google I/O, nuestro evento para desarrolladores.

Nuestro objetivo es respetar el tiempo, la atención y el bienestar general del usuario, diseñando herramientas que lo ayuden a tomar decisiones informadas y que pueda aprovechar la tecnología al máximo a su favor. De la misma manera la compañía impulsa este tipo de iniciativas y aplicaciones con sus empleados para que aprovechen al máximo el tiempo que están conectados, pero que también puedan desconectarse de sus dispositivos y estar plenamente en las actividades en las que se encuentren.

Ya hay muchas personas que han empezado a realizar pequeños cambios en sus hábitos, los invito a que usen los controles de sus dispositivos y empiecen, de esta manera, a utilizar la tecnología para sentirse mejor y conectarse con su entorno.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.