Opinión

Anaya no pierde

    
1
 

    

Anaya. Todo indica que los spots del dirigente panista también serán bajados de la radio y la televisión por el TEPJF. (Especial)

Mucho se ha criticado al dirigente del PAN, Ricardo Anaya, por ser quien casi impuso la candidatura de Josefina Vázquez Mota, que desde que inició la campaña ha ido bajando en las preferencias electorales, a tal grado que algunas encuestas la ubican abajo del perredista Juan Zepeda.

Pero realmente esos acérrimos críticos están equivocados: si bien el PAN tiene mínimas posibilidades de ganar en el Estado de México, sí lo hará en las otras contiendas que están en juego.

En Veracruz, donde se elegirán 212 ayuntamientos, los panistas aseguran que ganarán mínimo 100, lo cual será un triunfo para el actual dirigente albiazul.

En Coahuila, de acuerdo con las encuestas de los propios partidos políticos, se ve una elección muy competida entre el PRI y el PAN, y en las elecciones del año pasado se demostró que en una contienda cerrada entre dos contrincantes el que tiene menos posibilidades de triunfo es el PRI.

Los indecisos llegan aproximadamente a 20 por ciento, lo cual es una oportunidad real para el PAN, ya que, de acuerdo con sus análisis, este tipo de voto casi nunca se va al PRI y más bien su ubica como voto útil a favor de quien tiene posibilidades de triunfo, que en este caso es su candidato Guillermo Anaya.

Y para demostrarlo tenemos como ejemplo Chihuahua, Quintana Roo y Durango, que en las encuestas iban abajo y, gracias al voto anti-PRI y al desencanto ciudadano, ganaron.

Pero además en Coahuila al PAN le funcionan las últimas denuncias contra Humberto Moreira, porque aunque fuera real su pleito con Rubén, los coahuilenses están claros de que son hermanos y estuvieron en el mismo partido.

Otro triunfo que puede tener Ricardo Anaya como dirigente del blanquiazul es Nayarit, en el cual los panistas y perredistas se muestran muy seguros de su triunfo con Antonio Echavarría.

A pesar de que el Estado de México es 'la madre de todas las batallas', 'la joya de la corona' y todo lo que podamos inventar, todo parece indicar que el PAN obtendrá buenos resultados en tres de las cuatro entidades con comicios, por lo que Anaya Cortés puede reposicionarse hacia la candidatura presidencial de 2018.

Siempre y cuando no gané Delfina Gómez, de Morena, en el Estado de México, porque en ese caso los escenarios cambian.

GOBERNADORES DEL PRD, AL VIEJO ESTILO DEL PRI
Algo sucede en el PRD que parecen tener miopía para entender su entorno, sobre todo los gobernadores que al más viejo estilo priista se sienten los militantes distinguidos con derecho a decidir.

En plena campaña en cuatro entidades del país, cuando son casi inexistentes en Coahuila, pero competitivos en Veracruz en la alianza con el PAN, que aseguran les puede dar el triunfo en cerca de 50 municipios, y tienen un candidato en el Estado de México que les ha crecido más de lo que esperaban, Juan Zepeda, los gobernadores vuelven a enfocarse en la guerra interna.

Total, ya una persona salida de su propio partido, Andrés Manuel López Obrador, les ha hecho un enorme boquete y ellos prefieren seguir peleando que definir estrategias para ganar elecciones.

La dirigencia de Alejandra Barrales y Beatriz Mojica se tiene que renovar antes de octubre de 2017, y si la presidenta ve condiciones buscará contender por la jefatura de Gobierno, o sea que es inentendible la presión de los gobernadores de Morelos, Graco Ramírez; de Michoacán, Silvano Aureoles, y de Tabasco, Arturo Núñez.

Lo que sí habrá que ver es si los perredistas se atreven a ir en elección abierta a la ciudadanía con el apoyo del Instituto Nacional Electoral, sobre todo después del proceso de afiliación que vivieron, en el cual Los Chuchos aseguran ser quienes más gente integraron a su partido.

Twitter: @ginamorettc

Correo: georgina.morett@gmail.com

También te puede interesar:

Sin ser consultado para nada
La suerte de Anaya
Abierta posibilidad de deslinde del PAN