Opinión

Anarquía en cajas de ahorro


 
En torno al sector financiero popular, también conocido como banca social, parece haber una ausencia de la autoridad con la connivencia del Poder Legislativo.
 
La semana pasada, el pleno del Senado de la República decidió modificar los plazos vigentes de la Ley para Regular las Actividades de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (LRASCAP).
 
La reforma a esa ley, que aún debe aprobar la Cámara de Diputados, amplía el plazo para que las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (SCAP) puedan regularizar su situación del 31 de diciembre de 2012 al 31 de enero de 2014, a más tardar.
 
Sector sin control
 
Y en algunos casos tendrán hasta el 30 de junio de 2014 para constituirse como SCAP conforme a la Ley General de Sociedades Cooperativas y solicitar la autorización de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para realizar operaciones de ahorro y préstamo.
 
Éste es uno de los temas -junto con las reglas de Basilea III- que deben tener prioridad en la agenda del nuevo presidente de la CNBV, Jaime González.
 
De acuerdo con la Confederación de Cooperativas de Ahorro y Préstamo de México (Concamex), esto "abre la posibilidad de que cooperativas no reguladas sigan captando y funcionando sin control hasta mediados de 2014".
 
Sólo 70 autorizadas
 
Las SCAP deben estar inscritas en el Registro Nacional de Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo que lleva el Fondo de Protección a través de su Comité de Supervisión Auxiliar.
 
El Fondo de Protección informó que al cierre de noviembre ya se tienen 600 SCAP inscritas en el Registro Nacional.
 
Estas entidades manejan activos por 87,321 millones de pesos, pertenecientes a más de 5.8 millones de socios.
 
De esas sociedades, 70 ya están autorizadas por la CNBV, que en conjunto administran 69% de los activos del sector y representan 62% de los socios.
 
Otras 279 regularizadas
 
Luego hay 279 cooperativas con un nivel de operación básico -cuentan con activos iguales o inferiores a 2.5 millones de Udi, casi 12.2 millones de pesos- que no requieren autorización de la CNBV para operar.
 
Esas sociedades están regularizadas mientras cumplan con los términos del Registro conforme lo establece la LRASCAP. Sólo administran 1% de los activos del sector y representan 3% de los socios.
 
Las 70 cooperativas y las 279 con un nivel de operación básico representan 58% de las SCAP inscritas en el Registro.
 
200 con "prórroga"
 
Después hay 200 sociedades con 'prórroga', que administran 27% de los activos del sector y representan 29% de los socios.
 
Esas entidades aún no son supervisadas por la CNBV, operan en un periodo de excepción conforme lo establece el régimen transitorio de la LRASCAP, y cuentan hasta el próximo 31 de diciembre para solicitar su autorización.
 
De lo contrario, a partir del 1 de enero de 2013 no podrán realizar operaciones que impliquen captación de recursos.
 
25 incumplieron
 
Luego hay 25 cooperativas que aparecen clasificadas en el "tercero transitorio" de la LRASCAP, administran 1% de los activos del sector y representan menos de 2% de los socios.
 
Esas SCAP no presentaron la información requerida por el Comité de Supervisión Auxiliar para ser evaluadas, por lo que no podrán integrar su expediente para solicitar la autorización de la CNBV ni realizar operaciones de ahorro y préstamo a partir del 1 de enero entrante.
 
26 reprobadas
 
Finalmente, hay 26 sociedades que aparecen clasificadas en "D", que administran menos de 2% de los activos del sector y representan más de 3% de los socios.
 
Esas entidades fueron evaluadas por el Comité de Supervisión Auxiliar, pero por la clasificación obtenida se considera que no están en posibilidad de cumplir con los requisitos mínimos para solicitar la autorización de la CNBV.
 
Por lo tanto, no podrán realizar operaciones de ahorro y préstamo a partir del primer día de 2013.
 
Riesgo sistémico
 
No sólo la Concamex advirtió del riesgo de aplazar más el ordenamiento del sector cooperativo de ahorro y préstamo, sino también otros organismos como la Federación Nacional de Cajas Solidarias y la Asociación Mexicana de Uniones de Crédito del Sector Social.
 
Lo que plantean es que la Cámara de Diputados posponga la aprobación de la iniciativa de reforma a la LRASCAP hasta que se consulte a los organismos más representativos del sector.
 
Por lo pronto, la iniciativa fue turnada a la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados, que según su presidente, José Isabel Trejo, espera tener listo el dictamen para que mañana jueves la prórroga sea ratificada en el pleno.
 
Aun así, el público debe estar consciente del riesgo en que puede incurrir al depositar sus recursos en entidades no autorizadas.
 
vpiz@elfinanciero.com.mx
twitter: @VictorPiz