Opinión

Analiza el Senado sus propias reglas del debate energético

Generó temblor en el Senado el método de trabajo bajo el cual discuten, las comisiones unidas de Energía y Estudios Legislativos Primera, los dictámenes de las leyes secundarias en materia energética.

Aunque las negociaciones entre el PRI, el PAN y el gobierno federal se mantienen, en el Senado la mesa directiva tuvo que atender las quejas que presentaron legisladores de ambas comisiones y el grupo parlamentario del PRD, que acusan el método como ilegal.

La mesa directiva acordó analizar las normas aplicables a la discusión de los dictámenes, NO el trabajo de las comisiones.

Bajo esta óptica, se analizará si es válido que en comisiones se discuta un proyecto de dictamen en lo particular, sin que previamente se haya votado en lo general, es decir, si es posible pasar de la discusión en lo general directamente a la discusión en lo particular.

Se analizará si es válido que en comisiones los senadores tengan que presentar en bloque todas sus reservas y que para ello tengan que apegarse a un límite de tiempo, como ahora están trabajando las comisiones de Energía y Estudios Legislativos.

También se discutirá si las comisiones están facultadas para aprobar los acuerdos que normen las actividades para definir el método de trabajo, el análisis y dictamen, así como la organización del debate que se desarrolle al interior de las mismas.

Y si las comisiones tienen la facultad para convenir reglas de debate y discusión distintas a las que prevé el reglamento del Senado.

El vicepresidente de la mesa directiva, el panista José Rosas Aispuro, prometió que el resultado del estudio será hecho público.

La cuestión es saber si una vez que concluya el análisis el PRD se volverá a sentar a la mesa de negociaciones, sea cual fuere el resultado.

A ver.

* * * *

Justo cuando el gobierno precisa de mayor credibilidad, aparece en la Secretaría de Educación Pública, en la Dirección General de Televisión Educativa, Fausto Alzati.

El mismo que hace años ostentaba un doctorado patito. Desde el domingo fue tema en las redes sociales por haber censurado la lectura de un poema de Aurora Reyes, justo en la inauguración de una exposición de la muralista y poeta fallecida en 1985.

Alzati fue acusado por quienes estuvieron en el evento de haber actuado bajo el influjo del alcohol; él, por supuesto, dice que no era cierto, que no censuró nada pero que “se molestó’’ porque la lectura del poema no estaba programada.

Y que no estaba borracho. Y que le hackearon su cuenta.

Lo malo es que se dio cuenta del hackeo hasta el lunes por la tarde cuando el escándalo estaba a todo lo que daba. Quizá la celebración de su cumpleaños, con mariachis y todo, el sábado, le impidió el domingo darse cuenta del escándalo que ya avisaba.

Pero él dice que no fue. Al parecer Emilio Chuayffet no le creyó porque ayer mismo lo cesó.