Opinión

ANÁLISIS: 'Furor por México'


 
 
Joel Virgen *
 
 
¿Qué ha cambiado?
Hasta hace apenas un año, era difícil hablar del escenario económico en México sin ser interrogado sobre el impacto de la inseguridad en éste.
No obstante, sobre todo en los últimos 12 meses, los reflectores de los inversionistas se han movido hacia un enfoque positivo sobre México. Aún en fechas recientes, caracterizadas por la desaceleración mundial y un nuevo periodo de volatilidad financiera, las preguntas más socorridas por los inversionistas han versado precisamente sobre qué puede salir mal.
 
Desde mi punto de vista son 8 los ejes originales de la positiva percepción de México: 3 externos, 4 locales y uno intermedio.
 
En los externos encontramos (1) la amplia liquidez financiera internacional; (2) el desempeño manufacturero en EU, y (3) la debilidad de Asia y Europa. Estos últimos 2 factores juegan un papel de diferenciadores de México respecto de otros países con mercados emergentes más expuestos a Asia y Europa que a EU -donde hasta hace poco su manufactura crecía a un ritmo del doble que su economía.
 
En el grupo de factores locales encontramos (a) la resistencia macroeconómica local a un contexto mundial en desaceleración; (b) un constructivo perfil fiscal; (c) buenos prospectos y resultados en reformas estructurales, y (d) una favorable evaluación de la competitividad local.
 
En último término, se agregan la implementación de políticas macroprudenciales en los últimos años y la ausencia de medidas de represión financiera.
 
¿Qué ha cambiado últimamente? Básicamente 2 factores externos y 2 locales han mostrado deterioro o riesgos importantes.
 
Primero, las recientes declaraciones de las autoridades de la Reserva Federal (Fed) en EU les han recordado a los mercados que el clima de amplia liquidez financiera internacional no iba a durar por siempre, regalándonos un nuevo periodo de volatilidad financiera. Segundo, la manufactura en EU ha mostrado una desaceleración importante, afectando el desempeño exportador de México. Tercero, México ya mostró importantes señales de enfriamiento económico durante la primera mitad del año. Cuarto, el proceso electoral de este fin de semana podría tener implicaciones en la vigencia del 'Pacto por México' y el momentum de reformas.
No obstante lo anterior, creemos que la mayoría de estos factores observarán una mejoría gradual durante los siguientes meses.
 
En el caso del proceso de normalización que planea iniciar la Fed muy pronto, muy probablemente sea inevitable una reconsideración en los precios de los activos financieros alrededor del mundo, estimulados por varios años por niveles de liquidez financiera históricos. El verdadero reto está en que la normalización no se desarrolle a través de una violenta redistribución de capitales alrededor del mundo. En lo anterior tendrá mucho que ver el refinamiento de las habilidades de comunicación de la Fed y la diferenciación de plazas emergentes basada en 'méritos propios'.
 
Respecto de los temas de la manufactura en EU y la desaceleración local, el escenario de repunte depende de al menos 2 factores clave. Primero, que lo peor del lastre fiscal sobre los bolsillos del consumidor estadounidense esté quedando atrás, amén de un adelantado proceso de desendeudamiento que inició en 2009. Segundo, que el gasto gubernamental a nivel local continúe acelerándose y estimule aquellos rubros claves para el avance económico -como por ejemplo la inversión en capital.
 
Por último, si bien el tema de las reformas estructurales y su influencia sobre el crecimiento económico es más bien un tema de largo plazo, resulta crucial para la percepción de México -la cual también tiene potencial para atraer inversión fija- la sobrevivencia del 'Pacto por México' tras las elecciones de este fin de semana.
 
Así, quedan identificados los factores clave que podrían volver a apuntalar los pilares reales del 'furor por México, justo cuando los mercados muy probablemente comiencen a discriminar de acuerdo a los méritos propios de cada mercado.}
 
Subdirector de estudios macroeconómicos y de mercados en la Dirección de Estudios Económicos de Banamex.
Twitter: @joelvirgen