Opinión

Análisis de la debacle

   
1
  

   

Emilio Chuayffet. (ilustración)

En la reunión que tuvieron ayer los exdiputados priistas de la LXI Legislatura acordaron crear diferentes comisiones para analizar lo que les sucedió el pasado 5 de junio.

Después de que perdieron en siete de 12 gubernaturas, los priistas encabezados por Francisco Rojas se comprometieron a conformar mesas de trabajo para analizar los errores que cometieron y, posteriormente, plantear estrategias que permitan al PRI recuperarse rápidamente para enfrentar las elecciones presidenciales de 2018.

En el encuentro, que se llevó a cabo en la FSTSE, estuvieron Emilio Chuayffet, Rubén Moreira, Baltazar Hinojosa –quien perdió la gubernatura de Tamaulipas– y Joel Ayala, entre muchos otros.

Todos estuvieron de acuerdo en hacer un análisis de qué fue lo que les pasó, pero hicieron hincapié en que no se convertirá en una noche de los cuchillos largos, sino en una crítica constructiva que les permita recuperarse hacia 2018.

Los grandes ausentes en esta reunión fueron, precisamente, los que se encuentran en el gobierno y quienes deberían encabezar el análisis, como Luis Videgaray, secretario de Hacienda, los gobernadores que perdieron la sucesión en sus estados: Jorge Herrera Caldera, de Durango; Roberto Borge, de Quintana Roo, y la canciller Claudia Ruiz Massieu, entre otros.

La embajadora en Brasil, Beatriz Paredes, les envió un mensaje por WhatsApp en el que les explicó que no pudo estar presente, pero los invitó a visitar ese país sudamericano: “Si algunos quieren viajar sepan que aquí los espero con alegría”. Y reconoció que “estamos en un momento complejo de la vida nacional”.

En la crisis que vive el PRI en este momento, un análisis a fondo podría servirles para encarar las elecciones del próximo año, en donde se elige gobernador en el Estado de México, que es el primer padrón a nivel nacional.

Y es el preámbulo en el que se definirá si el tricolor aún tiene posibilidades de ser competitivo en la elección presidencial de 2018.

LE GANÓ EL PAN
Antes de que el senador independiente Manuel Cárdenas hiciera pública su reserva para imponer a los empresarios la obligación de las declaraciones patrimonial, fiscal y de intereses, que fue aprobada y provocó una fuerte reacción de los empresarios, el PAN ya lo había propuesto.

El senador Jorge Luis Lavalle Maury, al hablar a favor del dictamen, señaló que de acuerdo con el economista Ruchir Sharma “la manera más segura de hacer una gran fortuna es construyendo una relación estrecha con el gobierno”.

Y posteriormente manifestó que una Ley de Responsabilidades Administrativas que obligue a las organizaciones privadas a presentar las declaraciones patrimonial, de intereses y fiscal, promoverá identificar plenamente al beneficiario y observar la evolución de sus ingresos.

Además el senador Luis Fernando Salazar lo había propuesto desde el 12 de abril pasado.

De acuerdo con un análisis en el Senado, la aprobación de la Ley #3de3 provocó la publicación de 19 mil 453 tuits el 15 de junio y hasta las tres de la tarde de ayer otros cuatro mil 693. De éstos, 60 por ciento fueron de bots y 35 por ciento de los partidos.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
​Fracasó el bloque opositor
División hasta el último minuto
​Impreciso, el monto de las pensiones