Que gane por 10 puntos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Que gane por 10 puntos

COMPARTIR

···

Que gane por 10 puntos

11/04/2018
Actualización 11/04/2018 - 11:10

Perdonen el pesimismo, pero llevamos 13 días desde que formalmente iniciaron las campañas y la verdad es que tendría que haber una intervención divina que asegure que el país no se convulsionará a partir del 1 de julio. Y conste, no tiene que ver necesariamente con que gane AMLO, Meade, Anaya, Zavala o El Bronco. No, el problema es que la situación del país y las posturas tomadas por los candidatos y los partidos es tal, que difícilmente aceptarán que Andrés Manuel y los candidatos de Morena puedan gobernar.

Una manera de mitigar el impacto de lo que podría ser un año catastrófico sería que el candidato que gane lo haga por un margen de más de cinco puntos. Pero aunque fuera por 10 puntos, no hay garantía de que el país no reviente en un ciclo de violencia e ingobernabilidad.

¡No se puede estar agregando candidatos a la presidencia dos semanas después del inicio formal de las campañas! Además, es obvio que fue una decisión que dividió a los magistrados.

Parte del problema está reflejado en la inestabilidad que están creando las mismas autoridades electorales. Sin entrar en la controversia de si fue o no correcto que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Fedearción (TEPJF) fallara a favor del gobernador con licencia de Nuevo León, Jaime Rodríguez, lo que sí crea es duda sobre cuáles son las reglas del juego y si el INE y el TEPJF podrán tomar decisiones coherentes en los momentos difíciles y ante las múltiples controversias que seguramente van a surgir. Ellos podrían definir quién es el siguiente presidente de México y no el electorado.

No me sorprendería que, con este desorden, los candidatos Meade, Anaya, Zavala y ahora El Bronco simplemente citarían a AMLO diciendo: “Al diablo con sus instituciones”. Y será un proceso largo y tendido que podría llevar a una crisis constitucional si no se aceptan los resultados.

Hay un factor adicional: Claramente las encuestas están señalando que, a nivel nacional, Morena podría arrasar en varios estados, además de tener mayoría en el Congreso. ¿Pueden imaginarse lo que sucedería si AMLO, por alguna razón, 'pierde' la presidencia y el resto del país es gobernado por un alto porcentaje de morenistas?

Pero, no tan rápido. Varios medios electrónicos han citado un reporte de Citigroup Inc. que pone en duda el crecimiento en preferencias del puntero de los candidatos a la presidencia, Andrés Manuel López Obrador. El citado reporte dice que ha bajado el interés de los internautas por AMLO, ya que menos gente lo buscó en Google, el motor de búsqueda más usado. Según los reportes, ha bajado la cantidad de veces que los mexicanos buscan al tabasqueño en Google durante marzo, justo al arranque de las campañas oficiales por la presidencia. La proyección que indican los medios que citan dicho reporte es que el liderazgo en las encuestas de AMLO se desvanecerá antes de las elecciones.

Esto podría alborotar el avispero de la inversión nacional y extranjera. Especialmente porque este mismo reporte sugiere que el candidato Ricardo Anaya va en aumento, más incluso que el contendiente del Revolucionario Institucional, José Antonio Meade. Otro reporte de un banco sugiere que el tipo de cambio podría dispararse a 20 pesos o más el día de las elecciones.

Obviamente estos reportes asustan y crean expectativas de que es más dañino para el país que gane AMLO, sin considerar las consecuencia del impacto en la gobernabilidad si es que pierde, además de otras consideraciones, incluyendo el nivel histórico de violencia. Ni mencionar cual será el futuro del TLCAN.

También está la difícil relación entre México y Estados Unidos –que probablemente continuará deteriorándose–. Recuerden que cada vez que Trump se siente presionado políticamente, agarra el palo para pegarle a su piñata favorita, que es México. También no olvidemos la preocupación de que la inestabilidad que produzca la presidencia de Trump pueda tener un impacto en la economía global, por ende un impacto catastrófico al iniciar la presidencia del nuevo mandatario.

Sí, hay que rezarle a todas las deidades para que el siguiente presidente o presidenta gane por 10 puntos. De lo contrario…

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.