Opinión

Amor y ansiedad

 
1
 

 

Gil Gamés.

Allá en los remotos años setenta, un libro circulaba de mano en mano, un libro sobre el amor, la pérdida, la muerte, la memoria y el olvido: La tumba sin sosiego de Cyril Connolly, escritor y crítico nacido en Coventry Inglaterra en 1903. Se trata de un libro de citas y reflexiones cuyo centro es Palinuro, el marino troyano que cayó al mar, alcanzó la costa y fue asesinado al llegar a ella. Gil caminó sobre la duela de cedro blanco y recuperó ese libro de entre los entrepaños del librero de finas maderas. En el umbral de los días de guardar, Gamés les ofrece un puñado de citas de ese gran libro mítico:

• • •
No hay furia comparable a una mujer que busca un nuevo amante. Cuando vemos a una mujer rumiando mansamente sus pensamientos al lado del segundo marido, es difícil imaginar lo brutal, implacable y mezquinamente que se deshizo del primero.

• • •
No hay sufrimiento en la vida como el que pueden inflingirse mutuamente dos amantes. Esta es cosa que deberían aprender quienes aspiran a una unión semejante. El evitar ese sufrimiento es el comienzo de la sabiduría.

• • •
La unión sexual plena y mutua entre dos amantes es la sensación más rara que puede ofrecer la vida. Pero no es absolutamente real. Basta que suene el teléfono para que se interrumpa. Solamente añadiendo a ella cada vez más infelicidad (celos, separación, duda, renunciamiento) o cada vez mayor artificialidad (alcohol, técnica, efectos escénicos) es posible sostener en su fuerza original una pasión semejante. El que jamás lo ha sentido, jamás vivió; el que vive sólo para ella, sólo vive en parte.

• • •
Sólo amamos una vez, pues sólo una vez se está perfectamente equipados para amar.

• • •
El Angst puede tomar la forma de remordimiento por el pasado, culpabilidad por el presente, ansiedad por el futuro. A menudo se debe a nuestra aceptación de hábitos convencionales de existencia, por un conocimiento imperfecto de nosotros mismos.

• • •
El principal encanto del matrimonio, lo que en realidad lo hace irresistible a aquellos que alguna vez lo probaron, es el diálogo, la conversación permanente de dos seres que hablan de todo y de todos hasta que la muerte rompe el disco.

• • •
Sabiduría de Saint-Beuve: Hay un momento en que se produce la saturación en esa comida que llaman vida: basta entonces una gota para hacer desbordar la copa del asco.

• • •
Sabiduría de Chamfort: las pasiones hacen vivir al hombre; la cordura lo hace tan solo durar.

• • •
El arte es recuerdo, recuerdo repuesto en escena.

• • •
Las tres o cuatro personas a quienes he amado parecen colocadas radicalmente aparte de las demás en mi vida: seres angélicos, sin edad, más vivas que los vivos, embalsamadas a perpetuidad en su mito absorbente.

• • •
A medida que envejecemos descubrimos realmente que las vidas de la mayoría de los seres humanos sólo valen en la medida en que contribuyen al enriquecimiento y la emancipación del espíritu.

• • •
El objeto de amar es acabar con el amor. Lo conseguimos a través de una serie de amores desdichados o, si no hay estertores, a través de un amor feliz.

• • •
Pagamos el vicio con el conocimiento de que somos perversos; pagamos el placer cuando descubrimos demasiado tarde que no somos nada; sus cuentas son llevadas en moneda menuda, pero el total es igualmente alto.

• • •
Sabiduría de Schopenhauer: La voluntad es el ciego forzudo que lleva sobre sus hombros al tullido que ve.

• • •
Sabiduría de Pascal: Toda la desgracia de los hombres proviene de una sola cosa: no saber estarse quietos en un cuarto.

• • •
No es viernes, pero Gil propone que este miércoles se convierta en un viernes. Mientras, los meseros se acercan con las charolas que sostienen el Glenfiddich 15, Gil pondrá a circular esta frase arreglada por el mismísimo Gamés: “La pereza mental satisfecha de sí misma, veneno mortal”.

Gil s’en va.

Twitter: @GilGamesX

También te puede interesar:
El 'Divo de Juárez'
Maduro
Elecciones, futbol y locura