Opinión

Amor, etcétera

1
 

 

Amor.

Gil odia la celebración del Día del Amor y la Amistad. Detesta los corazones de chocolate, las rosas rojas, los siniestros poemas de mermelada, la tarjeta de ositos que escurre miel por los cuatro lados, en fon. Gamés lo leyó en su periódico Milenio: según un estudio del portal de citas Ashley Madison, los infieles celebran el Día del Amor el 13 de febrero, fecha en la cual gastan en cenas, hoteles, lencerías, flores y joyas hasta 600 dólares. ¡Joyas!, trepidó Gilga en el mullido sillón del amplísimo estudio. ¡Lencería!, ese artilugio de la retórica de los cuerpos (lo que se llama semiótica de Eros, anjá).

Víctor Hermosillo, director del sitio especializado en encontrar personas para sostener encuentros extramaritales, explica que el estudio “Día del amante” revela que la edad de los hombres adúlteros oscila entre los 40 y 45 años, con un promedio de siete años de casados y con dos o tres hijos.

A Gil no le cuentan: a esas edades la vida es muy difícil, triste, enigmática, impúdica, solitaria, estratosférica, inicua, inocua, pero no es razón para formar parte de Ashley Madison, ese sitio de solitarios y desesperadas. Solitarias y desesperados. Gil lo conoce porque un tiempo hizo una investigación sobre esas plataformas de la esperanza loca. No hagan caras, ni se burlen del profesionalismo de Gilga. Tan fue así que se quedó pegada su tarjeta de crédito y cada tercer día le llegan nuevos prospectos.

Lupita en la oficina

Según el estudio de marras (sí, gran palabra), los hombres que celebran a sus amantes el día 13 trabajan en oficinas. Gamés se imagina esta confesión: Lupita siento por usted un no sé qué y me gustaría ganar en cercanía lo que hemos perdido en lejanía (ía-ía). O sea, los hombres son bochornosos.

Las mujeres infieles, explica Hermosillo, eligen el día 15 de febrero para engañar al marido. Las infieles tienen un promedio de 33 años y uno o ningún hijo, trabaja en oficina y un número alto se dedica al hogar. Ellas aprovechan las mañanas, después de dejar al niño en la escuela y usan como coartada ir al supermercado. Dejé a Pedrito en la escuela y luego fui al súper. Nomás no encontraba las salchichas de tu dieta, las fui a encontrar allá hasta el fondo (no empiecen, este estudio es serio).

El reporte Ashley Madison destaca que las cinco ciudades de México donde hay mayor concentración de infieles son Distrito Federal, Guadalajara, Monterrey y Tijuana. Y las localidades que menos infieles tienen: Ixtapaluca, Matamoros, Gómez Palacio y Tampico. Voy a una reunión a Ixtapaluca, cariño. Ve con Dios y si te quieres quedar a dormir por ese rumbo ni te preocupes. El portal que dirige Hermosillo cuenta con 850 mil suscriptores de los cuales 350 mil son mujeres. Facturan seis mil dólares diarios en promedio ¿Cómo la ven? Sin albur.

Prospectos

Gil abrió en la bandeja de recibidos (para ustedes todo es albur, de veras) y encontró esto: Ashley Madison, “Lindos prospectos”. “Coqueta. 44 años. Mujer comprometida que busca hombres. Todo se vale. Mándame un correo. Me gusta ser dominante, amarrar y dar azotes. Masaje sensual. Películas eróticas”.

Gamés se apresuró a contestar: “Estimada Coqueta: desgraciadamente Gilga no está en condiciones de complacerla, el jaripeo no es lo suyo”. Cuánto daño ha hecho la infame trilogía de E. L. James. Por quítarme estas pajas (no empiecen), cualquier amante quiere lazar a su pareja y darle de fuetazos: ¡ea, arree, bonito! Después de haber declarado su odio al Día del Amor, Gil pasa a reposar, la semana estuvo perrona.

Sí, los viernes Gil toma la copa con amigos verdaderos. Mientras los meseros se acercan con las charolas del amor que soportan el Glenfiddich 15, Gilga pondrá a circular las frases de Julian Barnes por el mantel tan blanco: “El mundo se divide en dos categorías: quienes creen que el propósito, la función, el acompañamiento y la melodía principal de la vida es el amor y que todo lo demás –todo lo demás– es solamente etcétera; y aquellos otros, esos numerosos desdichados que creen fundamentalmente en el etcétera de la vida, esos para quienes el amor, por muy agradable que sea, no es sino una pasajera agitación de juventud”.

Gil s’en va.

Twitter: @GilGamesX

También te puede interesar:
La danza de los millones
La vida está en otra parte
Hilo negro con plantón