Opinión

AMLO y el complot contra 'El Piojo' Herrera

1
    

    

AMLO, piojo. (ilustración)

Si alguien quería una prueba más de que López Obrador está desesperado por el mal funcionamiento de Morena, ahí están sus declaraciones de ayer en Cunduacán, Tabasco, donde señaló que hubo una conspiración de Estado para quitar a Miguel Herrera de la Selección Nacional de futbol.

Ante un grupo de seguidores suyos, dijo tener información de que la caída de Herrera fue por una llamada del presidente Peña, de Miguel Osorio Chong y de Luis Videgaray, a Televisa, para que lo cesaran.

¿Alguien se puede imaginar la escena?

En Los Pinos, el presidente con el secretario de Gobernación y el de Hacienda juntos, alrededor de una mesa, con un teléfono en altavoz, en plática con Emilio Azcárraga Jean para persuadirlo de dar por terminado el contrato del Piojo Herrera.

Lo peor del caso es que López Obrador dice poseer información de que así fueron las cosas.

Con ello confirma que es un mentiroso y que considera que “el pueblo” al cual se dirige está compuesto por débiles mentales.

La situación es más delicada cuando afirma que este complot contra Herrera fue para ocultar la fuga del Chapo Guzmán “y que el dólar está cerca de los 17 pesos”.

¿Alguien va a olvidar la fuga del Chapo o el alza del dólar porque cesaron a Herrera?

En ese concepto tiene López Obrador a la población.

Todo pasaría por ser una mala broma si no fuera por el hecho de que López Obrador ha estado cerca de ser presidente y lo intentará nuevamente. Ya está apuntado para gobernarnos por seis años a partir de 2018.

Y no es un candidato que esté perdido de antemano. El país puede caer en manos tan peligrosas como las suyas, que cuando no le salen las cosas se desquicia.

Cuando estuvo en el proceso de desafuero por violar el amparo de un particular, en 2005, la emprendió contra los medios de comunicación que le daban más relevancia a la agonía de Juan Pablo II que a su situación política.

El egocentrismo lo desborda, miente y se arrebata hasta perder la razón.

Ahora está en una situación complicada porque Morena sólo figuró en el Distrito Federal, pero en el resto del país es un fracaso.

De los 122 municipios que se disputaron en Chiapas el domingo 19 de este mes, Morena ganó solamente en uno.

No obtuvo ninguno de los 22 distritos estatales.

En las elecciones federales de junio, Morena no ganó ningún distrito en Oaxaca, Chiapas y Tabasco, donde debería estar su fortaleza.

Vamos a ver qué inventa ahora para reposicionarse, porque va de ridículo en ridículo.

Se los dije, está desesperado.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
El Verde mueve el tapete
El populismo de AMLO pierde encanto
López Obrador está desesperado