Opinión

AMLO, ¿irresponsable, ignorante o maquiavélico?

 
1
 

 

Obrador.

El presidente nacional del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Andrés Manuel López Obrador (AMLO) hizo un anuncio que llama la atención por lo irresponsable de su contenido y también porque evidencia que AMLO parece desconocer el funcionamiento de la organización constitucional mexicana; o bien, desde ahora hace promesas que sabe no podrá cumplir en atención a que sus candidatos tienen pocas posibilidades de éxito en las elecciones a gubernaturas el próximo cinco de junio.

Este anuncio consistió en prometer que en aquellos estados que gane su partido cancelará la reforma educativa aprobada -no sólo por el Congreso de la Unión- sino también por la mayoría de las legislaturas de los estados de la república según lo dispone el artículo ciento treinta y cinco del texto constitucional.

La retórica lopezobradorista insinúa que el mecanismo de reforma constitucional que se estableció desde el texto de mil ochocientos cincuenta y siete no importa si así lo decide él. Sin embargo, hay que reconocer que la operación política que implica este pronunciamiento dista de ser ingenua sino que más bien, es una confirmación de la maestría manipuladora y mentirosa del discurso de AMLO.

Las reformas a la Constitución General de la República no pueden ser objeto de ningún recurso jurídico siempre y cuando se hayan hecho conforme a lo dispuesto por el artículo ya citado, toda vez que las figuras constitucionales que se consagran en los artículos ciento cinco y ciento siete de la carta magna, no prevén esta posibilidad, por lo que una vez aprobada una reforma constitucional y cumplimentados los requisitos de su promulgación y publicación, se convierte en obligatoria para todos aquellos que se encuentren en el supuesto que la propia disposición establezca.

En caso de que MORENA obtenga alguna de las gubernaturas en juego –parece ser que podría ganar en Veracruz y tal vez Zacatecas- López Obrador deberá cumplir –o hacer como que lo intenta- las promesas de su partido, entre las que se cuentan la farsa de echar abajo esta reforma a sabiendas de que no es procedente.

Tal vez opte por dejar de aplicarlas en dichas entidades para forzar al Gobierno Federal a que mediante una controversia constitucional solicite a la Suprema Corte de Justicia de la Nación obligue a esos gobiernos a aplicar la norma constitucional…y con eso confirmar el argumento engañabobos de que “la mafia en el poder” no lo dejó cumplir con sus promesas en beneficio de los pobres. Lo que no queda claro es si esta postura de López Obrador, que miente únicamente con la finalidad de defender la ilegalidad a cambio de los sufragios de electores incautos que tienden a creerle a pie juntillas y que son un voto duro que no es nada despreciable en términos electorales, le generará nuevos adeptos.

Y es aquí donde cabe cuestionarse, ¿López Obrador usa este sofisma para engañar por ser un ignorante del funcionamiento constitucional o más bien por ser un irresponsable? En la opinión de quién esto escribe no se trata de ninguna de las dos opciones, sino más bien lo hace por ser un político maquiavélico que sabe perfectamente utilizar los entresijos del poder y de las instituciones para generar simpatías sabiendo que no podrá cumplir la palabra empeñada pero eso, queda claro que no le importa mientras siga habiendo quienes compren su discurso.

Twitter:@carlosjaviergon

También te puede interesar:

El derecho humano a la dignidad

Las aspiraciones políticas como origen de la contingencia

Atentados en Europa, ¿lógicos o monetarios?