Opinión

AMLO busca, otra vez, un muerto

El grupo político de Andrés Manuel López Obrador quiere sangre, un muerto de su lado, para entrar con el papel de “víctima” a las elecciones federales del próximo año, en que Morena hará su debut.

Por eso ha buscado la cercanía con asociaciones que están en armas contra la delincuencia, pero que las pueden voltear hacia “la defensa de la soberanía”, del “petróleo”, o de lo que sea.

La alianza que viene es entre López Obrador y las autodefensas armadas de la Costa Chica de Guerrero y de Tierra Caliente en Michoacán. Es más, ya empezó.

Entre los convocantes a la manifestación de ayer frente a Televisa, para protestar contra las reformas energéticas y de telecomunicaciones, se encontraba José Manuel Mireles, el cabecilla de las autodefensas michoacanas que se ha negado a entregar las armas o a incorporarse a la policía rural.

¿Qué tiene que ver la resistencia de los productores de limón a pagar cuotas a los Caballeros Templarios, y las reformas que ponen fin al monopolio de las telecomunicaciones, o abren el sector energético a la participación privada?

Absolutamente nada. Lo que hay es un líder, Mireles, que posee armas, tropa, aspiraciones políticas y una enorme sed de protagonismo.

Es el candidato ideal de López Obrador no sólo para gobernar Michoacán, sino para lograr una víctima en su movimiento y culpar al gobierno de represión.

Durante el fin de semana López Obrador estuvo en Guerrero, donde aprovechó la ocasión para respaldar a grupos armados que se hacen llamar “policías comunitarias” en la Costa Chica.

Lo hizo, como suele hacerlo, a través de una mentira. Exigió que las autoridades “no se metan a modificar lo que es ya una costumbre de los pueblos”.

Mentira. La costumbre ancestral de usar policías comunitarias es de las comunidades indígenas, y son coadyuvantes de las policías institucionales, no andan armadas.

Pero en la Costa Chica no hay indígenas, ni es una “costumbre ancestral” andar con metralletas cuerno de chivo o rifles de asalto. Lo que hay es un abierto respaldo de López Obrador a grupos armados ilegales, que operan de la mano con el ERPI en esa zona de Guerrero.

¿Cuál es la razón de este acercamiento entre las autodefensas y Morena?

Esta agrupación política, que seguramente será partido dentro de poco, necesita ponerse a la vanguardia como la organización de referencia de la izquierda, por encima del PRD.

Necesitan una víctima. Necesitan ser reprimidos, para presentarse a las elecciones como los perseguidos y víctimas de la represión del sistema.
Por eso esta alianza de AMLO con grupos armados que gozan de cierta simpatía entre la población, y no están tan desprestigiados como los maestros de la CNTE.

Así como se presentan defendiendo a los productores de limón o de aguacate, se van a disfrazar de defensores del petróleo. Ya empezaron.

Estelas

Un acto de valentía política y personal del diputado verde ecologista de la ALDF, Jesús Sesma, ha llevado a suprimir la presencia de animales en los espectáculos circenses. Se le va a venir el mundo encima al legislador capitalino, pero es preciso respaldarlo porque está en lo correcto. Hemos visto la tortura cotidiana a leones, cebras y tigres en los calabozos de los circos, cuando bien podrían estar, también a la vista del público, en zoológicos o parques naturales. Que no aflojen Sesma ni la Asamblea.