Opinión

América Móvil se estanca


Tengo 40 acciones de la empresa de Carlos Slim América Móvil. Las compré a 24.61 dólares. Desafortunadamente he perdido con esta inversión. Ayer la cotización de estos títulos era de 20.54 dólares, reflejando para mí una minusvalía de más de 16%. 40 acciones son poquitas, pero me han servido para dar cierto seguimiento a esta empresa mexicana.
 
América Móvil ha tenido problemas recientemente para elevar la expectativa de su desempeño futuro y convencer a los inversionistas de que es una empresa que cada vez entregará más dividendos derivados de sus rendimientos. Hace 2 años, en 2011, los títulos de América Móvil llegaron a estar cerca de los 30 dólares. Debí vender.
 
Entre 2011 y hoy los títulos de América Móvil no parecen reaccionar a la estrategia de la empresa. Mucha de esa estrategia ha incluido adquisiciones en Europa, con relevantes retos en la dinámica de mercado que viven sus empresas KPN y Telekom Austria. Ninguna de las 2 parece haber convencido a los inversores sobre un futuro eufórico. Tampoco la compra de ayer de Start Wireless Group emocionó.
 
Un problema adicional que vive esta firma es la lentitud de la economía mexicana. El propio Daniel Hajj -CEO de América Móvil- dijo hace poco: "Tengo la esperanza de que en el negocio inalámbrico observemos un incremento en la facturación en el segundo trimestre respecto del primero. Hemos empezado a vender más y más teléfonos inteligentes... creo que todo esto está en relación directa con la desaceleración de la economía". También dijo que esa empresa estará a la espera de la legislación secundaria de la reforma a las telecomunicaciones, para decidir si participan en la licitación de las cadenas de televisión que de ella se deriven.
 
Sufre, pues, la acción de América Móvil. El brillo que tuvo esta firma mientras abría amplios canales de crecimiento en América Latina parece haberse desgastado, y la apuesta europea de Slim para comprar empresas baratas aún no refleja un rebote que sea digno de llamar la atención.
 
Pero el ingeniero Slim sabe esperar en sus inversiones, y esa es una virtud no tan generalizada. Esta etapa es de esas pocas ocasiones en que se le observa más bien... a la espera.
 
Twitter: @SOYCarlosMota
 
carlos.mota@elfinanciero.com.mx