Opinión

Álvaro Fernández,
el 'cirujano'

 
1
 

 

Nemak. (http://www.alfa.com.mx/images/sp/nemak-full1.jpg)

Pocas empresas deben mirarse con tanto cuidado a partir de 2017 como Grupo Alfa, el conglomerado que encabeza Álvaro Fernández.

¿Por qué es tan importante? Porque es uno de los pocos grupos diversificados que puede reflejar con buen grado de fidelidad tanto los retos como las oportunidades que enfrenta la economía nacional en conjunto. Se puede decir que, de alguna suerte, como le vaya a Alfa le está yendo a una buena parte del país. Esta corporación vende desde jamones hasta servicios de telecomunicaciones, pasando por exportación de piezas de aluminio para autopartes a prácticamente todo el mundo.

Si tuviéramos que calificar el desempeño de Alfa recientemente podría decirse que logró sortear retos descomunales, notoriamente la fuerte depreciación del peso; la debilidad de precios en materias primas; el fortalecimiento de los competidores; y la incertidumbre por el derrotero económico mexicano, que se instaló en el ánimo nacional en el último tramo de 2016. Alfa tuvo ingresos y flujo que representaron caídas de 1.0 y 3.0 por ciento, en dólares, respecto del último tramo del año anterior. Pudo ser peor. Lo contuvieron.

No obstante lo anterior, hay algunos factores que podrían preocupar hacia el futuro. Uno de ellos es el potencial de su empresa de autopartes Nemak, que hasta el momento ha sido fenomenalmente gestionada, y que incluso ha ganado premios nacionales de innovación.

Nemak hace partes de aluminio para autos, y tiene presencia en China, Rusia o Polonia. Sin embargo, las nuevas configuraciones de las políticas estadounidenses en relación con la industria automotriz en México podrían representarle un reto hacia el futuro. Si Donald Trump hace realidad el “buy American” con incentivos fiscales allá, o con castigos a la importación de autopartes de México, habrá que ver con cuidado la implicación de esto para Nemak, toda vez que entre sus clientes están Ford, General Motors y Chrysler.

Ayer Alfa dijo que será cautelosa en su estrategia este año, y que cuidará casi quirúrgicamente de sus activos más rentables. Sus inversiones en todas sus divisiones disminuirán. Vislumbra un entorno volátil.

Álvaro Fernández está en medio de la cirugía. El paciente está anestesiado, y los órganos expuestos. Demasiada anestesia reduciría su capacidad de recuperación. A su vez, terminarla pronto podría no corregir el problema en su totalidad. En mi opinión, Alfa necesita concentrarse este año en renovar su visión de largo alcance, para convertirse en una compañía con fuerte sesgo de innovación. Puede hacerlo, a pesar de sus cinco mil 844 millones de dólares de deuda y porque, si se atrinchera observando el panorama, sus negocios empezarán a erosionarse en el mediano plazo.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
La candidatura de Gloria Guevara a la OMT
AT&T México, en ruta de ser rentable este año
Marchar contra Trump y ver el Super Bowl