Opinión

Alerta máxima en Edomex

   
1
  

  

[Luis Videgaray es el primer Secretario de Hacienda que lidera el ranking de América Economía. / Eladio Ortiz / Archivo] 

Días después de las elecciones del 5 de junio de este año, el presidente Enrique Peña Nieto se reunió con un grupo de sus colaboradores para establecer la ruta hacia la elección del candidato del PRI a la gubernatura del Estado de México.

Con el paso de las semanas ese grupo se ha abocado a estudiar el perfil de los suspirantes, al tiempo de ir ponderando su ubicación en diversos estudios de opinión propios y de empresas encuestadores externas.

Con la renuncia de Luis Videgaray se reorganizó ese grupo que ahora comanda el propio exsecretario de Hacienda y que se apresta a coordinar la campaña de quien resulte ungido, tal como lo hiciera con Eruviel Ávila, quien a la postre se alzó con una holgada victoria.
Y no sólo eso, sino que seguramente será el coordinador de campaña del candidato priista a la Presidencia de la República, como también lo hizo con el presidente Peña Nieto.

Mientras ello sucede, tiene razón a medias el diputado federal y presidente del PRI en la entidad mexiquense, Carlos Iriarte Mercado, cuando señala que será una decisión colegiada la elección del candidato del tricolor en Edomex. Se equivoca porque el único que tomará la decisión es el jefe máximo de ese partido y que despacha en Los Pinos; aunque acierta en la existencia de un grupo colegiado que existe, pero únicamente como apoyo.

El equipo que observa de cerca la selección está conformado por el propio Videgaray, Eruviel Ávila, Enrique Ochoa y Miguel Ángel Osorio (CISEN); en un segundo plano están Iriarte, Frank Guzmán, Arturo Montiel, Emilio Chuayffet, Alfredo del Mazo (padre), quien a pesar de estar convaleciente tiene los radares afinados, y por supuesto David López Gutiérrez.

Hay otros consejeros, por ponerles un nombre, que están en el sector empresarial mexiquense, así como representantes de las iglesias, entre otros líderes de opinión.

Evidentemente el grupo élite no sólo se dedica a seguir a sus correligionarios, sino que hace lo propio con los partidos de oposición, léase PAN y PRD, quienes están a punto de conformar una alianza, y con ello se espera una elección sumamente cerrada.

Otro elemento que consideran es la fuerza electoral que tienen los jóvenes mexiquenses, que representan entre el 20 y 25 % de los electores, y que seguramente serán ellos los que inclinarán la balanza hacia el vencedor.

Dicen los analistas políticos del Edomex que por eso se lanzó el petardo de que Francisco Guzmán tendría que estar en la lista de los aspirantes en virtud de su juventud, nació el 15 de abril de 1980, tiene 36 años.
De igual manera, las mujeres en edad de votar tradicionalmente son las que acuden a sufragar y muchas de ellas conforman el voto duro del tricolor.

De acuerdo con diversos estudios de opinión, el PRI está al frente de las preferencias electorales, empero, el resultado se altera dependiendo de los candidatos y de las posibles alianzas.

Como se ha dicho hasta la saciedad, el resultado de la elección en el Estado de México se replicará, un año después, en la presidencial, es por ello que todos los partidos y actores políticos, así como otros sectores de la sociedad, están en alerta máxima, trabajando al tope en todos los escenarios, desde el Poder Legislativo local y federal, hasta cada uno de los 125 municipios que conforman la entidad con mayor número de votantes del país.


También te puede interesar:
Humo blanco a Ley de Ingresos
Ni rendición ni tregua
Se une la izquierda