No se cancelará el nuevo aeropuerto
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

No se cancelará el nuevo aeropuerto

COMPARTIR

···

No se cancelará el nuevo aeropuerto

30/10/2017
1
 

 

EPN
,

Con un avance de 50 por ciento al terminar 2018, el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México tendrá una inversión total de 180 mil millones de pesos, y con ello se consolida como la obra de infraestructura más importante del país y de Latinoamérica.

La obra va generando más empleos en la medida que avanza su construcción, hasta llegar al medio millón de trabajadores en su momento más alto. Y en su máximo desarrollo de operación total moverá a 100 millones de pasajeros

En la actualidad ya se hizo la cimentación de las dos primeras pistas de aterrizaje y despegue de un total de seis, esto representa con otras obras de apoyo, como el drenaje, un avance de 10 por ciento; gran parte del trabajo desarrollado se dedicó a recubrirlas, primero con tezontle, después con basalto, y en ocho meses se concluirá su terminado final con pavimento.

El próximo año estarán terminadas estas pistas, además de la seis que serán para la aviación militar, con ello se tendrá un avance de 65 por ciento.

En febrero de este año inició la construcción del edificio terminal, con 743 mil 911 metros cuadrados, sobre una losa de cimentación de 315 mil 195 cuadrados, y descansará sobre un total de seis mil 741 pilotes.

Las licitaciones y contratos asignados a diversos proveedores al momento, tienen un monto de 115 mil millones de pesos, equivalente al 65 por ciento del valor total, y en lo que resta del año se comprometerán 45 mil millones de pesos más.

Se prevé que la nueva terminal esté en operaciones en octubre de 2020.

Como se aprecia, el avance de esta magna obra está en un momento irreversible; es decir, su eventual cancelación, como la anuncia López Obrador, no sólo acarrearía múltiples demandas contra el gobierno federal, sino que también terminaría de asfixiar la operación del actual aeropuerto, ya que las alternativas de solución que ha esbozado no representan una compensación real a lo que se va a dejar sin efecto.

Este tipo de banderas políticas, lejos de granjearle simpatías al Peje, lo colocan en el paredón de ajusticiamiento y lo alejan más de sus aspiraciones políticas.

Sabemos que una cosa son las promesas de campaña y otra cuando ya se ejerce la autoridad; sin embargo, las posturas demagógicas no ayudan a generar confianza en los inversionistas y en los mercados financieros y, en este sentido, se vuelve a disparar otro balazo en el pie AMLO y con ello se aleja de su gran anhelo.

A estas alturas del partido ya no se puede cancelar el nuevo aeropuerto, son múltiples los aspectos legales, operativos y presupuestales que trae consigo dicha decisión; empezaría el nuevo gobierno con una roca en el zapato al tener que resarcir los daños y al hacerlo repercutiría en contratación de deuda pública, alza de impuestos y cancelación de múltiples programas sociales, además, claro está, de la terminación de la línea de crédito que tiene nuestro país con el FMI por más de 86 mil millones de dólares.

Esta son algunas de las repercusiones que tendría la decisión, además está el impacto brutal en la generación de empleos directos e indirectos y la fractura en las cadenas de valor, que obligaría al cierre de cientos de pequeñas empresas mexicanas.

También hay que consideran la exacerbación de la mayoría de los mexicanos al cerrar el mayor puerto aéreo de conectividad que tendría el país, si de por sí la saturación de la terminal es peligrosa e insostenible en el corto plazo, no se necesita tener la cábala para imaginar qué pasaría si sigue operando el aeropuerto de la Ciudad de México.

Ante estas premisas existen otras más estructurales que hacen imposible que el próximo presidente se aviente un tiro de estas dimensiones, por lo que nos atrevemos a decir que la nueva terminal aérea tiene viabilidad y se concluirá conforme a los plazos anunciados y tocará al presidente en funciones inaugurarla ante la atención del mundo. 

,

También te puede interesar:
Santiago Nieto es mentiroso, protagónico e ignorante
Escaramuzas por las elecciones de 2018
Hablan de honestidad y se muerden la lengua

,

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.