La otra cara de la región Centro-Bajío
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La otra cara de la región Centro-Bajío

COMPARTIR

···
Opinión

La otra cara de la región Centro-Bajío

18/01/2018
1
 

 

San Luis Potosí
,

El boom económico que se vive en el Centro-Bajío se consolida con el de mayor crecimiento en el ingreso per cápita del país, y en donde Querétaro, Aguascalientes, Guanajuato, Zacatecas y San Luis Potosí son las entidades que se encuentran en los primeros lugares, sólo la Ciudad de México está al nivel de ellas.

Conforme a los indicadores que evalúan el desarrollo de los estados, que realizan el Inegi y el Consejo Nacional de Población, la región del Centro-Bajío duplica la media nacional de esta mediación.

Así, por ejemplo, mientras que San Luis Potosí presenta 2.7 por ciento de ingreso per cápita, el promedio nacional llega a tan sólo 1.2 por ciento.

El estudio revela que los factores que permiten este desarrollo son la reducción en la brecha educativa social, la infraestructura, atracción de inversiones y generación de empleos formales; además, agregaría el respeto al Estado de derecho y la lucha frontal contra la delincuencia.

De hecho, en la entidad que gobierna Juan Manuel Carreras López se da una concatenación de diversos factores que generan un círculo virtuoso que impacta, indudablemente, en mejorar la calidad de vida de los potosinos.

También la deuda per cápita va a la baja. SLP está por debajo de la media nacional. La entidad se posicionó en séptimo lugar, de acuerdo con los indicadores de la Auditoría Superior de la Federación sobre el análisis en el Gasto Federalizado de las 32 entidades.

Este hecho es de suma importancia porque habla de un orden administrativo y, sobre todo, de mantener el compromiso que hiciera el jefe del Ejecutivo estatal de no contraer más deuda.

Hace unos días Canadá, el Reino Unido y Estados Unidos excluyeron a San Luis Potosí de la actualización de alerta de viaje hacia México, por lo que ahora la ubicaron como apta para ser visitada y con ello queda atrás la estigmatización de ser un estado peligroso para sus connacionales.

Estos anuncios le dan un renovado impulso a esta entidad, en virtud de que los visitantes de esos tres países que regresan a turistear traen consigo una importante derrama de divisas, y con ello se detona el desarrollo regional y la generación de empleos.

Como se aprecia, no es por una afortunada casualidad el dinamismo económico que se vive en ese estado. Se debe también al emprendimiento del empresario potosino, que aprovechando un entorno favorable para hacer negocios se aplica para sumarse a las cadenas de valor que se han creado alrededor, por ejemplo, de la industria automotriz. El clúster en este sector tiene un dinamismo de crecimiento sorprendente que, a pesar de la cancelación de la planta que Ford iba a construir en la entidad, mantiene el atractivo para que se instalen más armadoras, además de General Motors y BMW.

He estado en las últimas semanas en San Luis Potosí, particularmente en la capital, y puede observar que por todos lados hay obras en construcción: hoteles, plazas comerciales, nuevos fraccionamientos, además la modernización urbana y vial, en donde los centros de trabajo se acercarán a los centros habitacionales mediante la construcción de nuevas autopistas, puentes y deprimidos.

Esta es la nueva cara que presenta ese estado y en la cual se constata que el gobernador Carreras trabaja alejado de los reflectores, pero con un alto nivel de eficiencia y compromiso social con sus gobernados. De igual manera ha conjugado un buen equipo de colaboradores que, esperemos, no se dejen llevar por el canto de las sirenas al pretender buscar un cargo de representación popular, en lugar de seguir prestando sus servicios en el gobierno local.

También te puede interesar:
Fusibles que hicieron corto en el gabinete
Chihuahua, sin gobernador
Precampañas insulsas y guerra en las redes

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.