La metamorfosis de un candidato
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La metamorfosis de un candidato

COMPARTIR

···

La metamorfosis de un candidato

30/05/2018
Actualización 30/05/2018 - 14:03

La vorágine de las campañas políticas es desenfrenada, a tal grado que no da tiempo de detenerse un momento a reflexionar sobre determinado evento o pronunciamientos hechos por los candidatos y sus interlocutores.

El pasado 26 de mayo, Nueva Alianza tuvo tal poder de convocatoria que abarrotó la Arena CDMX con maestros y militantes que cobijaron a su candidato a la presidencia de la República, José Antonio Meade, al tiempo de transmitirle la convicción de la victoria y el optimismo que prevalece en las filas del magisterio.

De hecho, la metamorfosis de tecnócrata a político se fortaleció y se consolidó con el cobijo de Nueva Alianza.

En ningún macroevento Meade había roto el protocolo para acercarse a los asistentes más lejanos del presídium y tomarse las ya célebres selfies, como lo hacía Enrique Peña Nieto en tiempos de campaña, en donde era más importante el acercamiento con los asistentes que los discursos y las arengas.

Luego de que el contingente de Hidalgo, asentado en el fondo de la Arena CDMX, coreara a más no poder su nombre, Pepe se saltó las vallas y como pudo llegó a saludarlos. Fue tal la euforia que el candidato se dejó abrazar, besar y apretujar por mujeres que desbordadas lanzaban porras a su partido y a Meade.

Ante más de 15 mil maestros y maestras provenientes de todo el país, el candidato ciudadano a la presidencia de la República refrendó su compromiso con el magisterio y ofreció luchar por la certeza laboral de los docentes.

En un foro abarrotado y desde el centro del cuadrilátero habilitado como templete, alzó la voz: “Estoy orgulloso de caminar al lado de los maestros y maestras de este país. Hacerlo es estar del lado correcto de la historia en esta elección que es histórica. Nunca voy a permitir que el magisterio sea denigrado por nada ni por nadie”.

Pidió llevar –mediante el voto turquesa– la voz de Nueva Alianza al Congreso de la Unión, a los congresos estatales, a los gobiernos estatales y a todos los puestos de elección popular, para luchar por la educación pública de calidad. Manifestó su convicción de que las desigualdades que imperan en el país sólo se pueden corregir mediante la educación.

El discurso de Luis Castro Obregón, líder de NA, avivó el evento: “La opción es un cambio con certidumbre y responsabilidad, un cambio de aquello que no queremos que siga igual, un cambio que no va a poner en riesgo la estabilidad y la paz del país, un cambio que nos invita a formar parte de la construcción de un futuro. Ese cambio lo representa un hombre que es capaz de dar la vida para defender los intereses del país, frente a cualquier amenaza externa: José Antonio Meade Kuribreña”, por lo que pidió el voto turquesa para el candidato ciudadano.

En su oportunidad, el candidato a diputado federal, Juan Díaz de la Torre, advirtió: “Son tres los temas que laceran al país y que son de interés para el instituto político: inseguridad, inequidad e injusticia. La solución tiene que ver con la educación que se imparte en las escuelas, y Pepe Meade es la vía (para atenderlos con eficacia) porque tiene el perfil de ser un hombre cabal y honesto, a toda prueba”.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.