Futbol o elecciones
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Futbol o elecciones

COMPARTIR

···

Futbol o elecciones

11/05/2018
Actualización 11/05/2018 - 13:38

A pesar de que en las elecciones del 1 de julio se juega el futuro del país, a la población le interesa más el Mundial de Futbol, que inicia el 14 de junio y termina el 15 de julio, lo que significa que se empalmarán ambos eventos.

Dirán algunos que no tiene ninguna relevancia que los comicios ocurran simultáneamente con el máximo certamen del balompié, empero será un distractor enorme y hasta puede fomentar el abstencionismo, por lo que el Instituto Nacional Electoral (INE) y los partidos políticos, además de los candidatos, deben intensificar el llamado a los electores a acudir a la cita con las urnas.

Existe la tesis de que entre mayor abstencionismo menos posibilidades tiene de ganar AMLO y viceversa, si la ciudadanía sale a votar, pues se incrementan las posibilidades de victoria.

Bajo esa lógica, tal vez los estrategas del tricolor aconsejen subirle al volumen mercadológico al Mundial de Futbol y a la participación de la Selección Mexicana para opacar a las elecciones.

La locución latina Panem et circenses describe la práctica de un gobierno para proveer a las masas de alimento y entretenimiento para distraerlo de los asuntos torales, y ciertamente va ocurrir ello, a lo que se sumarán notablemente los medios de comunicación que transmitirán el evento.

Se quiera reconocer o no, en un país futbolero y con una nimia cultura política, atraerá mucho más la atención el evento deportivo que ir a votar, y no porque ese día juegue el equipo de México, sino porque, al llevar 16 días de torneo, la competencia futbolera cobrará mayor interés e importancia, y virtualmente no sólo será del interés de la afición nacional, sino también de los países que sus combinados nacionales avancen, así que en esa medida estarán atentos a los resultados.

Veremos que a partir de junio los mensajes de Andrés Manuel se enfocarán en este punto, y seguramente acusará a la mafia del poder de querer manipular a los mexicanos para que dejen de lado las elecciones y se vuelquen en torno al 'fut'.

El INE, por su parte, dedicará sus spots para promover el llamado al voto con la recomendación de votar y ver el Mundial.

Lo cierto es que, en todo este pan y circo, aunque unas y otras actividades coinciden en su realización, los calendarios de la política y el deporte nada tienen que ver en cuanto a sus objetivos, ya que las elecciones son parte de nuestra democracia y el 'fut' de nuestra idiosincrasia, y –digámoslo así– en la primera es una obligación cívica y en la segunda es algo que nos caracteriza en cuanto a la afición por un deporte.

Es posible que sea el gusto y no la responsabilidad democrática la que domine en este caso a la ciudanía mexicana, porque para nadie es ajeno que el futbol es pasión de personas y familias completas, en tanto que de la política poco quieren saber; y si de votar se trata, es probable que esta acción sea relegada a un segundo plano u olvidada.

En ese contexto, no está por demás que ciudadanos y partidos políticos actúen con responsabilidad y no busquen pretextos ni para acusar que el juego de las patadas es un factor de distracción, ni para señalar o echar culpas a quienes no salgan a votar; porque si de culpas se trata, son los partidos políticos los que han hecho todo lo posible para ahuyentar a la población de participar en las urnas. Así que, por hoy, diremos que gane la democracia y que viva el fut.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.