Fusibles que hicieron corto en el gabinete
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Fusibles que hicieron corto en el gabinete

COMPARTIR

···
Opinión

Fusibles que hicieron corto en el gabinete

17/01/2018
1
 

 

Peña Nieto
,

La recta final del sexenio peñista, contrario a lo que piensan muchos, es la más relevante por las asignaturas pendientes; por el proceso de implementación de las reformas estructurales, y por la consolidación de los megaproyectos de infraestructura, como el nuevo aeropuerto, el tren suburbano de Toluca, entre otros.Por ello se requiere, lejos de desmantelar el gabinete, renovarlo con perfiles de probada experiencia y probidad.

Además, el séptimo año de Peña, el 2019 –cuando va a padecer el ostracismo, el rechazo de algunos sectores de la población (sobre todo si el PRI pierde la elección presidencial), la persecución– debe tener amigos y colaboradores incondicionales que lo defiendan y sobre todo que lo acompañen en ese periplo, que a decir de varios expresidentes es el más desolador de todos los años que están por venir.

¿A que voy? A que el presidente Peña, sin querer o aprovechando la unción de José Antonio Meade, ha hecho varios relevos en su primer equipo, que si los hubiera realizado antes otra cosa sería, particularmente en el tema de la seguridad pública y de el abatimiento de la pobreza y la marginación.

La salida de Miguel Ángel Osorio Chong era obligada y se convirtió en un reclamo velado de todas las organizaciones de la sociedad civil que tienen que ver con la seguridad pública. No obstante que la espiral de los índices delictivos iba al alza desde 2015, el presidente prestó oídos sordos y el titular de Gobernación, lejos de corregir el rumbo, se encaprichó en su estrategia fallida. Se había demostrado que poner bajo la esfera de control de la Segob a la Policía Federal fue un craso error de consecuencias aún no medidas.

Sin embargo, no se cambió el fusible de Gobernación y vinieron los cortos.

Luego en Sedesol se nombró a un incompetente: Luis Miranda, que puso en entredicho los logros alcanzados por Meade, complicó la interlocución con el Congreso de la Unión, y sobre todo abandonó a su suerte a los millones de mexicanos que viven en condiciones de marginación y pobreza extrema.

Otro fusible que causó apagones en el gobierno de la República.

Cuando Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones, tuvo una crisis por el socavón de Cuernavaca, se observó a un funcionario soberbio, incompetente y mentiroso, incapaz de aplicar un control de crisis funcional para el gobierno de Peña, en donde se sancionara tanto penalmente como administrativamente a las constructoras. Así, la irritabilidad de la población contra el gobierno federal no se canalizó contra el titular de SCT, sino contra el propio presidente.

Este fusible dañó todo el centro de carga de la Presidencia.

Podríamos seguir hablando de otros miembros del gabinete que no han estado a la altura de la circunstancias, como Rosario Robles, Rafael Pacchiano y José Calzada Rovirosa, respectivamente al frente de la Sedatu, Semarnat y Sagarpa.

Vienen más cambios debido a que varios miembros del equipo cercano del presidente Peña quieren tener fuero, perdón, quieren seguir sirviendo a la patria desde las cámaras de Diputados y Senadores, por lo que se deben nombrar en su lugar a servidores públicos que cumplan con su encomienda, al tiempo de acompañar al jefe del Ejecutivo federal, mínimo hasta 2019.

Los casi diez meses que faltan a la actual administración, lejos de entrar a la zona de confort, debe servir para aplicarse al cien por ciento y redoblar el paso para que el sexenio reformista de Peña Nieto pase a la historia como uno de los mejores de la historia moderna del país. La mayoría de los mexicanos tienen la percepción de que es al contrario, que es uno de los peores; sin embargo, al paso de los años y sobre todo con el impacto favorable que estarán teniendo estas reformas en varios rubros como la educación, las telecomunicaciones y el ámbito energético, pues se reconocerá su tarea.

Mientras tanto, esperaremos a que el siguiente bloque de cambios salgan más funcionarios incompetentes y lleguen otros que, aunque sean de bajo perfil, tengan los tamaños para cerrar con broche de oro el sexenio peñista.

También te puede interesar:
Chihuahua, sin gobernador
Precampañas insulsas y guerra en las redes
El sol sale para la Barrales

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.