El desgaste de gobernar
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El desgaste de gobernar

COMPARTIR

···

El desgaste de gobernar

03/04/2018
Actualización 03/04/2018 - 13:57

Contrario a lo que se piensa, Morena ya ha tenido oportunidad de gobernar a través de Andrés Manuel López Obrador, en el Distrito Federal, y Claudia Sheinbaum, en Tlalpan. En ambos casos el resultado ha sido desastroso, por decir lo menos.

Claudia, en Tlalpan, dejó un saldo negativo y no lo digo de oídas, yo vivo en esa delegación y padecí los efectos de sus malas decisiones en favor del clientelismo político y permitiendo actos de corrupción de sus colaboradores más cercanos, en lugar de propiciar acciones en favor de los tlalpeños.

En el tema de la inseguridad pública, resulta alarmante cómo la delincuencia se ha apropiado de colonias y barrios, lo que ha obligado a los vecinos a autodefenderse en virtud de que la policía está coludida con los delincuentes.

Es raro encontrar una banda de secuestradores, de ladrones de casa-habitación que no delincan al amparo de un policía. En las propias declaraciones ministeriales se ha dado cuenta de este hecho y, sin embargo, poco se hace para sancionar a los servidores públicos.

No tiene nada que presumir la Sheinbaum en este asunto y menos decir que va abatir los índices delictivos en la CDMX, cuando no lo hizo en Tlalpan.

He escuchado con atención su propuesta en materia de seguridad pública y sólo está basada en buenos deseos, que nunca los llevó a cabo en el sur de la ciudad.

En el centro de la demarcación, el ambulantaje creció desmedidamente y los cambios en el uso de suelo fue una constante que llegó a tal nivel que los vecinos salieron a las calles para impedir que se terminara con áreas urbanas protegidas por el INAH. De hecho, en un recorrido que hizo este reportero por la zona no encontramos ningún vecino que defendiera su gestión; al contrario, están que echan pestes.

La supuesta experta en medio ambiente y sustentabilidad devastó el principal pulmón de la capital y al principal abastecedor de agua de la zona sur de la metrópoli. Las invasiones en el Ajusco medio y alto están a la orden del día, principalmente en zonas ecológicas protegidas.

Así las cosas, los principales problemas que padece la CDMX, como la inseguridad pública, la contaminación, los deficientes servicios públicos, las violaciones al uso del suelo y la extorsión a todo tipo de establecimientos mercantiles, crecieron durante su administración.

Sin embargo, la joya de la corona no ha sido su paso por Tlalpan, sino por el Gobierno de la Ciudad de México, cuando fue secretaria de Medio Ambiente. Como tal fue la responsable de la construcción del segundo piso, cuyo gasto está clasificado como reservado, pero que por fortuna en junio de este año se abrirá la información al público. Seguramente saltará a la vista el desbordado gasto que se hizo, rebasando por mucho los presupuestos autorizados para la obra.

Pero además del presupuesto, se conocerán a las constructoras que fueron favorecidas, tanto en las licitaciones como en las adjudicaciones directas. Allí se conocerá a la red de amigos que financiaron las campañas de AMLO en 2006 como candidato presidencial.

La candidata de Nueva Alianza para la jefatura de Gobierno de la capital, Purificación Carpinteyro, está por presentar una demanda penal por el indebido uso de recursos públicos y tráfico de influencias que se dieron en la obra de relumbrón que significó el segundo piso, que sólo sirvió para incentivar el transporte privado en lugar del público.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.