Cero influencia de Gordillo en el SNTE y Nueva Alianza
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cero influencia de Gordillo en el SNTE y Nueva Alianza

COMPARTIR

···

Cero influencia de Gordillo en el SNTE y Nueva Alianza

19/12/2017
1
 

 

ME. Elba, prisionera política.
,

La libertad domiciliaria de Elba Esther Gordillo ha provocado una serie de conjeturas, más impulsadas por ella que por la realidad en torno a su relación con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y el Partido Nueva Alianza, que a decir de sus dirigentes, Juan Díaz y Luis Castro, respectivamente, no tiene ninguna injerencia en estos dos organismos.

Cero influencia de la maestra en NA reiteró su líder nacional, Luis Castro Obregón. Con esta aseveración queda desmentida la interpretación de que Gordillo fuera enviada a su domicilio a cambio de que Nueva Alianza apoyara a José Antonio Meade. Es una versión falsa y perversa que responde más a deseos de protagonismo y ajustes de cuentas que a la verdad. Incluso Ricardo Anaya se atrevió a propalarla.

En el SNTE se sabe que el repudio contra Elba Esther persiste, debido precisamente a la malversación de las cuotas sindicales que hiciera y, por otro lado, con la reciente renovación de las dirigencias en todos los estados del magisterio se acabaron aquellos liderazgos locales vinculados con la otrora poderosa lideresa.

Elba Esther Gordillo sigue en reclusión, ahora en su domicilio y desde allí enfrentará el proceso por delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita; sin embargo, la sed de venganza contra aquellos que la recluyeron se agudiza y se recrudece, por ello su relación política no es con Nueva Alianza, mucho menos con el PRI, es precisamente con Morena y con Andrés Manuel López Obrador. Recordemos que en la elección del Estado de México se la jugó con la candidata de ese partido, Delfina Gómez.

Genio y figura hasta la sepultura, reza el refrán, y la maestra era temida y odiada, pero respetada. Los presidentes de la República, desde Carlos Salinas de Gortari hasta Felipe Calderón, se plegaron a sus arrebatos y caprichos. Tanto políticos de todos los partidos como comunicadores se alineaban a sus mínimos deseos. El poder económico y político se incrementó con el paso de los años y nadie osaba detenerla. Los maestros afiliados al SNTE sabían de sus desmanes, pero no se atrevían a enfrentarla.

Aunado a ello, el repudio popular crecía contra la maestra. En 2011 era la figura política más satanizada por la opinión pública. Tuvo que llegar Enrique Peña Nieto y ponerla en su lugar; empero ahora, menguada en su salud y poder, mantiene la sed de venganza y la intención de recobrar lo que siente que era suyo y le arrebataron.

Por fortuna, la unidad y solidez institucional del SNTE, tanto en sus finanzas como en el ejercicio democrático que prevalece a la hora de elegir a su dirigencia, hace imposible siquiera pensar que pudiera recobrar el control del sindicato más grande de América Latina y mucho menos del Partido Nueva Alianza, que ahora tiene independencia política y rumbo definido.

Ella lo sabe y por eso se ha ido al único lugar donde tienen cabida los tránsfugas de la ley: Morena. Desde allí coadyuvará con Andrés Manuel para que sea presidente y luego 'cobrar las facturas pendientes'.

En el fragor de las precampañas políticas predomina la guerra sucia, que encuentra en las redes sociales la herramienta perfecta para su difusión, pues las mentiras y medias verdades se propalarán como un incendio en la llanura y a eso le apuestan los cortos de ideas y de propuestas, los faltos de inteligencia y hartos de perversidad.

,

También te puede interesar:
Irresponsabilidad del PRD y Morena
El farsante
Los mandamientos del mesías

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.