La batalla de Anaya
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La batalla de Anaya

COMPARTIR

···

La batalla de Anaya

15/12/2017
1
   

   

Anaya. (Cuartoscuro)
,

La definición de Ricardo Anaya como precandidato presidencial del Frente PAN-PRD-MC amerita revisar sus números en las encuestas para documentar cómo inicia su precampaña. ¿Qué niveles de conocimiento y qué imagen tiene? ¿Dónde se ubica en el espectro de competencia política? ¿Qué tipo de electores son su base más fuerte de apoyo y entre quiénes luce más débil? Esta revisión nos puede ayudar a entender la estrategia de Anaya en sus primeras batallas.

Anaya logró la candidatura presidencial de la coalición frentista dejando a varios contendientes en el camino, entre los más notables Margarita Zavala, quien optó por la vía independiente, Rafael Moreno Valle y Miguel Ángel Mancera, quienes quedaron de lado el domingo pasado, cuando Anaya asumió como abanderado de facto.

A lo largo de este 2017, Anaya tuvo un aumento importante en sus niveles de conocimiento entre el electorado nacional, según documentan las encuestas que hemos realizado en El Financiero. En marzo, al entonces presidente del PAN lo conocía el 45 por ciento de los electores, mientras que en noviembre el nivel de conocimiento del queretano registró 62 por ciento. Se trata de un crecimiento de 17 puntos porcentuales en 8 meses. En ese mismo periodo, Mancera y Zavala, crecieron 7 puntos y 9 puntos en conocimiento, respectivamente, mientras que Moreno Valle creció 10 puntos. Entre ellos cuatro, Anaya fue quien más rápido creció en conocimiento a lo largo del año.

Sin embargo, los negativos de Anaya aumentaron en mayor proporción que los de sus excontendientes por la candidatura panista/frentista. El porcentaje de encuestados que dijo tener una opinión desfavorable acerca de Anaya pasó de 16 a 32 por ciento entre marzo y noviembre: sus negativos se duplicaron, en buena medida porque el líder del PAN estuvo en medio de diversas controversias y ataques desde distintos frentes.

Sin embargo, la imagen positiva de Anaya permaneció estable, registrando 16 por ciento de opinión favorable en marzo, 15 por ciento en junio, 16 por ciento en octubre y 15 por ciento en noviembre. Esto sugiere que la base de apoyo del panista no se mermó. Cierto, el aumento en conocimiento se tradujo en opinión negativa y es algo que Anaya como candidato tendrá que afrontar, pero su base de simpatías luce intacta.

En el espectro político, Anaya encara dos frentes de batalla: uno a la izquierda, con Andrés Manuel López Obrador; y otro a la derecha, con José Antonio Meade. Según la encuesta de noviembre, en una escala de 1 a 10, en la que 1 significa izquierda y 10 derecha, los seguidores de AMLO se ubican, en promedio, en el punto 4.5, mientras que los electores de Meade se ubican en promedio en el punto 7.1. Quienes apoyan a Anaya se ubican, en promedio, en 6.3.

Esta geometría política sugiere que, si la contienda se va a ir decantando en dos polos, la primera gran batalla de Anaya será contra Meade para ganar el lado derecho que enfrente eventualmente a AMLO. Una pregunta pertinente es qué efecto será mayor en esta etapa: el de panistas resentidos que prefieran apoyar a Meade, o el de priistas insatisfechos que podrían ver como mejor opción a Anaya.

Meade y Anaya pelean por segmentos demográficos del electorado favorables a ambos y no tan favorables a AMLO. Por ejemplo, el morenista es más fuerte entre hombres, mientras que Meade y Anaya tienen más apoyo de mujeres. El voto femenino, en el que también juega el factor Zavala, será crucial en esta primera batalla por el flanco derecho.

Quien resulte ganador tendrá que pelear por el voto joven, que actualmente domina López Obrador y que tiende al lado izquierdo. La propuesta de renta universal del panista ya va por ese rumbo, contrastando con el salario a ninis que propone AMLO.

Anaya parece tener la confianza de cargar una espada en cada mano, en la izquierda y en la derecha. Habrá que estar pendientes de cómo resulta la estrategia del candidato del Frente peleando en dos frentes.

Twitter: @almorenoal

También te puede interesar:
Encuestitis y encuestuits
Las brechas de Meade
El universo de las firmas

,
nacional

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.