Opinión

Aldeanismo en Chihuahua

   
1
  

   

Javier Corral

Hace unos días después se celebró en Chihuahua una reunión para platicar-debatir-proponer-afinar o lo que sea, la formación del Frente Opositor. Fue promocionado y patrocinado por el góber del golf: Javier Corral. A esa magna reunión asistieron diversos líderes políticos, muchos de ellos que han cruzado ya por diversas candidaturas, partidos y puestos de responsabilidad pública. Por supuesto que se trataba de un tema noticioso, pero sobre todo era un tema de lucimiento personal para los participantes: salir en una foto, dar una declaración ante las cámaras, una oportunidad más para sentirse padre de la patria.

Algunos chihuahuenses reclamaron el gasto –cercano a los 500 mil pesos según algunos medios– que se hizo para esa suerte de pasarela que montó ese Muñoz Ledo panista que es Javier Corral. Le reclamaron el costo y por qué lo tenían que pagar los chihuahuenses. En su soberbia, el golfista contestó molesto que ese tipo de eventos le ayudaban al estado: “Es clara su pertinencia y utilidad para el estado; fue un espacio de discusión plural e incluyente, y los ponentes se expresaron sin restricción alguna, como corresponde a figuras de la envergadura de los participantes”, escribió con su nauseabunda prosa. Después arremetió contra los ciudadanos que se quejaban y les dijo aldeanos. El evento que pagaron los chihuahuenses sólo costó 246 mil pesos, argumentó Corral y “fue un gran paso para dejar atrás al aldeanismo político que nos había caracterizado”. Es claro que para el mandatario chihuahuense su estado vivía en la premodernidad hasta que llegó él y pudo invitar a sus amigotes a chorear sobre el fracaso que ha significado su paso por la vida política en los últimos 20 años. ¿No es un poco demasiado?

Esta semana se aprobaron los recursos para los partidos políticos. La mayoría de los gastos en que incurren son como el evento que se organizó Corral, para lucimiento personal. Ya lo hemos dicho: no se pagan ni sus cafés. Si quieren “cambiar” las maneras en que se hace política deberían empezar por un manejo más responsable del dinero público. ¿No podían armar una coperacha entre todos y pagar “solamente 246 mil pesos”? Cuauhtémoc Cárdenas es millonario, Creel es aristócrata y pudiente abogado, Anaya al parecer tiene familiares que le pueden prestar lana, Corral le pega al golf que da gusto y ha vivido enquistado al presupuesto público toda su vida… en fin, que seguro les hubiera salido en menos de los 246 mil y tendrían argumento para mostrar con hechos que sí van cambiar las cosas.

Pagarle refrescos comida y galletitas no hace más modernos a los chihuahuenses –si es que eran tan aldeanos como los considera su gobernador. Pero sí iguala a quienes participaron en ese foro con todos los demás políticos de los que creen estar distantes en el fondo y en la forma.

Quizá a Javier Corral le apena vivir en una comunidad que se desenvuelve en el “aldeanismo” y su propósito es presentarle a sus amigos modernos y de vanguardia y que, todos ellos en animada charla, saquen al estado de esa penosa situación que advierte su gobernador. Pero mucho ayudaría que por lo menos no los invite con el dinero de los contribuyentes. Ellos se pueden defender diciendo que son aldeanos, no pendejos.

Twitter: @JuanIZavala

También te puede interesar:
El niño se encerró en su cuarto
Que gane Claudia
¿A dónde vamos a parar?