¿Responsabilidad financiera hasta en la muerte?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Responsabilidad financiera hasta en la muerte?

COMPARTIR

···

¿Responsabilidad financiera hasta en la muerte?

04/09/2018

Septiembre es el mes del testamento, evento que simplifica la elaboración de este documento básico para las finanzas personales, el cual tiene como finalidad la previsión. El acto va más allá de un mero escrito, es una aceptación de nuestra mortalidad y de cómo podemos facilitarle las cosas a quienes nos preceden.

Conozco casos —probablemente tú también—en que la familia quedó devastada, no sólo por la partida de un ser querido, sino porque ignoraban si había solvencia, algún tipo de seguro de vida, propiedades o cuentas bancarias.

Entiendo que mantener en secreto la situación financiera es una elección y tiene lógica en términos de seguridad y privacidad. Sin embargo, sería prudente que lo sepa al menos la pareja y de ser posible los hijos. Por otra parte, hablar de la economía del hogar ayuda al aprendizaje y madurez de los integrantes. Una recomendación es elaborar un escrito con los detalles y guardarlo en un lugar clave identificado por todos.

Cuanto más se reparte, mayor riesgo hay de provocar un conflicto entre los herederos. Es común decir “cuando muera se pondrán muy bien de acuerdo” pero, en la realidad las circunstancias cambian, pues el concepto de “lo justo” es subjetivo y cuestionable.

Tener un capital cuantioso implica la responsabilidad de saber transmitirlo y preparar a las personas involucradas para que cuenten con la capacitación suficiente para su administración. Por eso, la tarea empieza antes, sobre todo cuando hay empresas de por medio. De lo contrario, es fácil caer en el despilfarro.

Está presente un legado no económico, relacionado con el aprendizaje de cómo manejar los recursos, que se logra a través del ejemplo y la comunicación. Se ha comprobado que los hijos provenientes de un hogar con un buen control tienden a llevar sus finanzas de manera correcta.

Elaborar un testamento puede ser tan sencillo como la decisión de que todo quede en manos de la pareja, se distribuya en partes iguales entre los miembros o heredar activos a personas específicas.

Además, existe la alternativa de disponer instrucciones precisas para formar algún tipo de fideicomiso para su administración, hacer donaciones o dejar cierto bien en usufructo sin posesión.

La complejidad depende de las características de los casos y los notarios están obligados a proporcionar información gratuita para asesorar cuál es el esquema más adecuado para cada quien.

Aprovecha el mes de septiembre y avanza en la previsión de tus finanzas familiares.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.