¿Quieres trabajar por tu cuenta? ¡Prepárate!
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Quieres trabajar por tu cuenta? ¡Prepárate!

COMPARTIR

···

¿Quieres trabajar por tu cuenta? ¡Prepárate!

24/05/2018
Actualización 24/05/2018 - 10:13

¿Harto de tu trabajo? ¿Te gustaría tener libertad de acción? ¿Quieres ganar más dinero?

El autoempleo puede ser la solución, pero antes de deslumbrarte con la idea, averigua en qué te estás metiendo y planea estratégicamente para tener mayores posibilidades de éxito.

El punto de partida es determinar si cuentas con vocación para autoemplearte, porque por lo regular significa trabajo arduo, control del tiempo, excelente administración personal y manejo del estrés. Al abandonar la 'seguridad' de la quincena debes convencerte que podrías llegar lejos al ser tu propio jefe.

En definitiva, es el momento generacional en el cual se facilita laborar para uno mismo, ya que la era digital te dota de recursos en forma económica.

La oficina está donde se encuentre tu laptop y para ello, además de la casa, existen múltiples estaciones de coworking.

Con la telefonía tienes una tremenda movilidad, sólo revisa un Starbucks para percatarte de cuántos lo usan como centro de operaciones. Hoy es posible promover, vender, cobrar y enviar, utilizando los proveedores apropiados en internet. Si seguimos un camino lógico, ubicamos tres etapas, cada una con sus retos particulares. La primera es la supervivencia, que parte del hecho de obtener una rentabilidad que al menos nos garantice los ingresos anteriores. Sería estratégico iniciar con algunos clientes ancla, pues permite comenzar con una base y dan el efecto de demostración necesario para atraer a otros.

La segunda etapa es la consolidación, que implica salir de la medianía para convertirse en un empresario que emplea e invierte. En ese instante entran los requerimientos de capital y contar con los colaboradores indispensables para cubrir las áreas de una compañía, como serían la financiera, la comercial, la de producción y la administrativa.

La tercera etapa es el crecimiento, en la que el aumento de tamaño de escala se vuelve crucial, porque con frecuencia está asociado con una elevación de los costos y por tanto la presión de vender más con una logística de complejidad superior.

El concepto de autoempleo es general y puede ser desde un servicio artesanal hasta uno sofisticado. Obliga a llevar orden en nuestras finanzas para no mezclar las personales con las del negocio, una pasión por lo que se emprende, facilidad para manejar la incertidumbre y una predisposición a la planeación para trascender el arranque.

¿Te animas?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.