¿Qué tanto me miento sobre mis finanzas?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Qué tanto me miento sobre mis finanzas?

COMPARTIR

···

¿Qué tanto me miento sobre mis finanzas?

06/11/2018
Actualización 06/11/2018 - 10:03

Cuando el dinero es escaso el problema es avasallante, domina todo y es difícil escapar de la realidad; sin embargo, de haber recursos suficientes, si ‘sobra’ algo, existe el riesgo de autoengañarnos y cometer errores graves con nuestras finanzas personales.

Es importante tener madurez para ser capaces de corregir el rumbo y construir un patrimonio que dé estabilidad en el tiempo y así evitar sorpresas que nos metan en angustias.

1.- “Yo sí ahorro”. Al obtener un ingreso superior a los gastos, se tiene como resultado un remanente que de forma automática se guarda, pero deja de responder a un objetivo en particular y la pregunta es si se trata de lo adecuado para cumplir con tus metas familiares.

El ahorro no debe ser un sobrante y aunque tengas cubiertas las contingencias cotidianas, es prioritario contar con una salvaguarda para las necesidades de mediano y largo plazo como sería la compra de un auto, una vivienda o ir creando un patrimonio para la jubilación.

2.- “Gasto poco”. Adquirir bienes y servicios es relativo, pues depende del nivel socioeconómico en el cual se ubique la persona.

Sería conveniente revisar por medio de un presupuesto en qué se te va el dinero porque podrías encontrarte con áreas de oportunidad, de forma que sin bajar tu satisfacción logres un mayor remanente.

En los casos en los que el dinero ‘sobra’ también es fundamental un presupuesto para saber si estamos dilapidando. Tener cuidado con los ‘gastos hormiga’ o el uso inadecuado de servicios y productos como el consumo de luz, gas, telefonía o suscripciones sin sentido.

3.- “Gano muy bien”. Esta percepción puede estar sesgada al no haber apremio, la duda es si es alto en función del mercado, de tal manera que estés desperdiciando el ‘momento de oro’ profesional y sea prudente averiguar en cuánto se están cotizando quienes tienen tu especialidad. Esto te sacará de tu zona de confort, pero te genera la oportunidad de una superación económica ante la posibilidad de un mayor ingreso.

4.- “Estoy preparado para las contingencias”. Siempre hay que analizar las coberturas de seguros porque las cantidades o las especificaciones podrían dejar de corresponder a los requerimientos actuales.

5.- “El negocio va de maravilla”. El hecho de tener utilidades es insuficiente, debemos verificar la viabilidad en el largo plazo.

Las tendencias comerciales están cambiando tan rápido con la tecnología y la comunicación que es imprescindible hacer los cambios a tiempo para no salir del mercado.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.