¿Qué tanto el dinero puede trabajar por ti?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Qué tanto el dinero puede trabajar por ti?

COMPARTIR

···

¿Qué tanto el dinero puede trabajar por ti?

17/04/2018
Actualización 17/04/2018 - 11:01

¿Quieres ganar dinero sin esforzarte? Es el sueño de cualquier mortal y fuera de que te mantengan o estés despilfarrando una cuantiosa herencia, lo más cercano a esa idea es contar con una jugosa inversión que te de altos rendimientos.

Existe una frase común para promover las inversiones: “deja de trabajar por dinero y que el dinero trabaje para ti”. Suena muy bien, ¿pero es posible?, porque usualmente percibimos a quienes tienen un gran capital como personas demasiado ocupadas en la tarea de seguir acumulando.

Partamos de un hecho contundente: ninguna inversión es pasiva, en el sentido estricto de que no hagamos nada para obtener un rendimiento 'seguro'. Sobre todo, si queremos que la resolución sea la mejor.

Desde lo más sencillo, como depositar en el banco, implica hacer una investigación mínima para encontrar la tasa mayor y analizar los plazos pertinentes, dependiendo de las circunstancias de cada uno. Claro, los montos tendrían que ser excesivamente elevados para que de los intereses permitan vivir de ellos. En esa misma situación se encuentran los Cetes, la selección de la Afore, las divisas, etcétera.

El resto de las alternativas con expectativas de ganancias significativas tienen una combinación de riesgo alto y tiempo dedicado al seguimiento. En el mercado bursátil habrá de elegirse qué comprar, pero también es esencial verificar los momentos de entrada y salida, porque eso hace la diferencia.

Hay otras con mayor compromiso, por ejemplo, la adquisición de un bien raíz, el cual requiere trabajo de inicio para ubicar la propiedad adecuada, para luego pasar a la negociación y después el mantenimiento, buscar inquilino o volverlo a vender.

Conozco casos que presumían a su asesor o una determinada opción con ganancias fuera de lo normal. Por desgracia, el riesgo es caer en un fraude con inversiones milagrosas que terminan siendo una pirámide. Aun cuando alguien de confianza maneje el patrimonio, es recomendable destinarle tiempo a entender la estrategia y a la vigilancia de su evolución.

Siento desilusionar a quienes pensaban que podría llegar el día de dejar el trabajo para vivir por completo de sus rentas sin hacer nada. Debemos ponerle cuidado a las decisiones, porque además los contextos van cambiando y lo bueno de hoy no necesariamente continuará siéndolo mañana. Les aseguro que el tiempo dedicado será recompensado.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.