¿Qué tan rentable es la felicidad?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Qué tan rentable es la felicidad?

COMPARTIR

···

¿Qué tan rentable es la felicidad?

09/10/2018
Actualización 09/10/2018 - 10:48

¿Estás harto de tu trabajo? ¿Te sientes estancado y te falta dinero? Tal vez sea porque no eres feliz.

Sí, parece que el razonamiento está al revés, pero se trata del clásico dilema de qué es primero ¿el huevo o la gallina?

El enfoque usual es que la felicidad llega cuando cumplimos las metas y hay prosperidad.

Está presente una perspectiva un tanto egoísta, porque queremos que el entorno nos ayude a obtener satisfacción y con regularidad le echamos la culpa a la empresa, al gobierno a la familia, etcétera.

Tan sencillo como entrar a ver los comentarios en las redes sociales y darnos cuenta que un gran porcentaje de ellos son pesimistas, con insultos y descalificaciones.

Existe una corriente en el manejo de los negocios, cuyo enfoque apunta a que empleados felices hacen su trabajo de forma eficiente, son productivos y atienden mejor a sus clientes internos y externos. Esto explica en buena medida cómo compañías de vanguardia cuidan muy bien a quienes laboran con ellos y ponen salas de descanso o de juego, gimnasio, comedor, etcétera.

Esto podría ser aplicable a las finanzas personales porque los que son felices tienden a ser creativos e innovadores, lo cual lleva a mayores ingresos y avances en la vida laboral. Como ya lo he mencionado en este espacio, no todo es saberse administrar con el gasto, también debemos procurar las percepciones.

En este sentido, habría que cuestionarnos cómo nos atendemos a nosotros mismos.

En este canal, me permito recomendar un libro que busca condensar en ocho “rutas” las fórmulas efectivas. Su nombre es Felicidad en el trayecto, de Nicole Fuentes K., de editorial Urano. Plantea que no se trata de alcanzar la felicidad al final de un camino, sino “una compañera que deseamos tener continuamente a nuestro lado”.

Corrobora que estar en ese estado de satisfacción “nos da ventajas para jugar en la vida”. Entre otras cosas, incrementa la inteligencia cognitiva y emocional e incluso el sistema inmunológico sube el nivel de resistencia.

En el terreno laboral asegura que los trabajadores faltan menos, aumentan la productividad, venden más, lo cual conduce a ser promovidos y elevar sus ganancias, en pocas palabras, dice, “te conviene”.

Un mensaje importante es que “la felicidad es una destreza que podemos desarrollar cuando tomamos la decisión de hacernos responsables de nuestro propio bienestar”.

Así que hagamos la prueba… busquemos estar felices y si el dinero no llega pronto, al menos tomaremos las dificultades con un mejor estado de ánimo.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.