¿Qué significa el ‘populismo’ en mis finanzas?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Qué significa el ‘populismo’ en mis finanzas?

COMPARTIR

···

¿Qué significa el ‘populismo’ en mis finanzas?

05/06/2018

Connotados empresarios han expresado ataques al ‘populismo’ y da la impresión que esta corriente sólo los afectaría a ellos, pero es lo contrario; un esquema económico irresponsable impacta en mayor medida en quien menos tiene.

Todos los políticos manifiestan un cierto grado de propuestas ‘populistas’ al buscar atraer la atención del voto; sin embargo, el término ‘populista’ bajo una perspectiva económica tiene un significado más profundo que vale la pena tener claro pues pega a las finanzas personales y debería estar presente al decidir a quién elegir para presidente.

Imaginemos por un momento a un padre comunicando a la familia un viaje por Europa y para ello los llevará previamente de compras.

Además, les avisa que los inscribirá en la mejor universidad privada y les regalará un auto del año a cada uno.

En definitiva será un papá popular y pondrá a todos felices. El problema es que debió endeudarse y al pasar el tiempo, el quebranto lo obliga a entregar la casa, sacar a los hijos de la escuela y vender los autos.

Esta analogía nos hace pensar que un ‘populismo’ irresponsable como lo hemos tenido en algunas épocas dentro la historia económica de México conduce a un beneplácito para la población de forma inmediata y problemas complejos de resolver para el mediano y largo plazo.

Por eso hablar de quitar impuestos, elevar los salarios de manera artificial, hacer grandes obras, nacionalizar empresas, congelar los precios, aumentar el gasto público en beneficencia suena bien, pero provoca tarde o temprano un caos que va en detrimento de los mismos ciudadanos.

Pongamos como ejemplo reducir el precio de un producto básico. Si se establece un valor por debajo de los márgenes de ganancia normales, los negocios tenderán a vender en el mercado negro, generando escasez en los canales habituales.

Por supuesto, el precio sería superior al inicial, antes de congelarlo. Es decir, sale peor.

El siguiente paso es que un Estado ‘populista’ acuse a las empresas de traición a la patria y empiecen las nacionalizaciones, dando espacio a las paraestatales, compañías de gobierno que han probado en todo el mundo su ineficiencia y ser proclives a la corrupción.

Este tipo de esquema es peligroso porque limita el crecimiento, inhibe la inversión, provoca desempleo, inflación y escasez de productos. Irónicamente, el ‘populismo’ se ha volteado en contra del pueblo y la crisis va acompañada de hambre y desolación. Eso significa el ‘populismo’ para las finanzas, seamos cuidadosos en elegir a nuestros gobernantes.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.