¿Me preocupo por el triunfo de López Obrador?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Me preocupo por el triunfo de López Obrador?

COMPARTIR

···

¿Me preocupo por el triunfo de López Obrador?

03/07/2018
Actualización 03/07/2018 - 11:43

Los ataques a López Obrador por la incongruencia de su modelo no prosperaron porque muchos mexicanos pensaron que difícilmente podrían estar peor, además de ver cómo se desbordaban los actos de corrupción pública y se propagaba la inseguridad en todo el país.

Este hartazgo en las autoridades y los partidos se vio reflejado en el resultado y ahora queda esperar los cambios importantes en la economía nacional y analizar cómo impactará nuestro entorno, al derivarse en decisiones financieras personales.

Entramos a una zona de total incertidumbre porque López Obrador empezará a gobernar el primero de diciembre y, hasta entonces, quedaremos a expensas de sus declaraciones y las posturas de los sectores.

Recordemos que la variable que denota el nerviosismo es la cotización del dólar, pues reacciona rápido a los flujos de capital y ello afecta la inflación y presiona las tasas de interés. Debemos estar atentos a su evolución.

La principal intranquilidad es que se convierta en un gobierno irresponsable y populista con beneficios a corto plazo, pero a costa de una crisis de bajo crecimiento productivo, desempleo e inflación al pasar los años.

La esperanza es que ya gobernando sea una plataforma coherente y las modificaciones planteadas se realicen a lo largo de su administración para evitar inducir movimientos bruscos en los mercados.

Hay personajes del sistema, entre los que destacan Alfonso Romo como empresario, quien se supone fungirá como jefe del gabinete de López Obrador.

Será un enlace natural con los hombres y mujeres de negocio que, aún cuando no apoyaron su candidatura, deben conducir sus compañías por buen camino y les conviene una nación sólida.

Confiemos en que la autonomía del Banco de México siga siendo el pilar de la estabilidad financiera del país, pues su objetivo fundamental es abatir el proceso inflacionario para dar un marco de certidumbre. El mandato de ley es que sus metas son ratificadas en el Poder Legislativo y de ello depende la estrategia monetaria, cuyo instrumento relevante es la tasa de interés de referencia.

Habrá que ver la vinculación con la Secretaría de Hacienda, al existir otras políticas como la cambiaria, determinada en coordinación con dicha dependencia.

Será básico el papel del Legislativo porque le dará margen de gobernabilidad y la posibilidad de hacer transformaciones sustantivas en las reglas económicas, sobre todo en las finanzas públicas.

A la pregunta ¿me preocupo por el triunfo de López Obrador? La respuesta es sí.

Continuemos siendo prudentes con nuestras decisiones financieras hasta que se definan las medidas y los tiempos de implementación.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.