¿Estás listo para sortear problemas financieros?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Estás listo para sortear problemas financieros?

COMPARTIR

···

¿Estás listo para sortear problemas financieros?

29/05/2018
Actualización 29/05/2018 - 11:27

¿Qué es una buena decisión? Por lo regular se asocia con el éxito, con acertar y, en el terreno de las finanzas personales, con ganar mucho dinero.

Sin embargo, del otro lado de la moneda es posible considerar también el enfoque de ‘evitar equivocarse’, pues es ahí donde se presenta la catástrofe familiar.

Al resolver una dificultad es frecuente hacerlo por intuición. En el momento en que todo se complica, apenas se empieza a analizar por qué resultó así y cómo cambiar el rumbo.

Cuando se llega a ese extremo de adversidad financiera se tienen que tomar alternativas dolorosas, pero necesarias para ver la luz al final del túnel.

Queremos tener excelentes resoluciones en materia de finanzas personales, pero ¿qué pasa si las cosas van mal? ¿Cómo reaccionamos? ¿Qué tan rápido corregimos?

Tomemos como ejemplo a la infinidad de empresas que decidieron expandirse a través del crédito porque las condiciones lo ameritaban y ahora han tenido que redimensionarse al cambiar el entorno internacional, y agobiadas por el apalancamiento, cortan gastos, empleados y aceptan las consecuencias.

Así sucede en el ámbito personal y si tardamos en corregir, más complicado será salir adelante.

Tal vez no se trate de ti, pero quizá conozcas a alguien en la insolvencia, con la presión de los acreedores ¿cuál sería un buen consejo?

Aunque nos quejemos de la voracidad de los bancos, reconozcamos que nadie nos puso una pistola para firmar el crédito y por tanto hay que enfrentar de forma madura el error.

Ignorar el problema da como resultado una bola de nieve financiera cada vez más grande y amenazadora. Nunca es demasiado tarde para enmendar.

Cuando te cuestionas “¿Qué hago…? ¡Me están embargando!” Las opciones de salida son dolorosas y es muy probable que debas deshacerte de activos para liquidar el pasivo.

Es imprescindible refinanciar y saber que las instituciones tendrán una posición dura e incómoda.

Negociar es tortuoso porque los departamentos legales tienen el cometido de recuperar la cartera.

Seguramente el deudor habrá de asumir una postura difícil con ellos y buscar quitas de morosidad, además de mandar a un plazo largo el adeudo.

Ante esta situación, es conveniente sensibilizar a la familia y a quien se dio como referencia en el contrato de apertura de los créditos, pues con seguridad serán molestados con llamadas telefónicas.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.