¿Cuál es el reto financiero de la mujer millennial?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Cuál es el reto financiero de la mujer millennial?

COMPARTIR

···

¿Cuál es el reto financiero de la mujer millennial?

08/03/2018
Actualización 08/03/2018 - 13:30

Aún cuando avanza la sociedad en reconocer la valía de la mujer en cualquier terreno, quedan áreas en las que habrá de buscarse la emancipación, pues hay abusos, acoso y menos oportunidades.

Es un hecho que falta sensibilidad en la equidad de género en todos los ámbitos, de tal manera que permita un trato justo.

La nueva generación de mujeres tiene el doble reto de enfrentar un mundo en continua transformación y lidiar con el handicap de la discriminación, el cual no es compensado de ninguna forma.

Existe una idea preconcebida falsa de que la mujer que sale de su casa en el momento de contraer matrimonio, pasa a ser mantenida por el marido y en la vejez cuenta con el soporte de sus hijos.

Es fundamental que sean competentes para valerse por sí solas.

La liberación financiera implica entender cómo funciona el entorno económico, equilibrar el balance entre ingresos y gastos, vivir de acuerdo a las capacidades monetarias y conocer los riesgos de un mal manejo del dinero, como es el exceso de endeudamiento.

Esta bien documentado que la mujer está lejos de recibir un pago justo por su trabajo y por ello debe presionar para obtener una mejor posición; aunque con cuidado, porque el mercado laboral reduce el margen de maniobra para exigir.

El punto central es la preparación y el aprovechamiento de la experiencia para destacar con su ventaja competitiva y encontrar un salario mayor.

También son cada vez más las emprendedoras que en su intención de establecer un negocio tendrán que desarrollar habilidades financieras y de mercadeo, separando esta iniciativa de sus cuentas personales.

Una visión de largo plazo es indispensable para soportar contingencias, la posibilidad de perder el empleo o simplemente llegar a una vejez con recursos para vivir con dignidad y además disfrutar esa parte del ciclo de vida.

Es imprescindible informarse de las alternativas de inversión y sus características y hacer una mezcla de portafolio que se acomode a sus preferencias entre riesgo y rendimiento.

Hay avance, pero no es suficiente.

Debemos seguir apoyando el valioso lugar que ocupa en todos los aspectos y ella misma afrontar el reto, siendo proactiva en una sociedad con falta de sensibilidad.

Lo bueno es que se da un efecto demostración con mujeres exitosas; trabajemos para facilitar el camino.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.