Mis mejores deseos para el 2018
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Mis mejores deseos para el 2018

COMPARTIR

···

Mis mejores deseos para el 2018

29/12/2017
1
 

 

2018
,

“Deseo para ti y a los tuyos la mayor felicidad para este año que está por comenzar”, es una frase común entre los mexicanos cuando nos encontramos con los amigos.

Quiero concretar mi petición, hacer un examen de conciencia y pedir (¿exigir?) a nuestras autoridades (y a nosotros en lo que proceda ¿por qué no?) que se atiendan debidamente los 10 puntos que considero más importantes para mi país de acuerdo a los retos que enfrentaremos en el 2018. Estas peticiones no están ordenadas por su importancia. La número 10 es tan importante como la número 1.

1.- Que alcancemos un crecimiento económico cercano al 3% (lo ideal sería el inalcanzable pero ofrecido en campaña del 6%) que permita la creación del número de empleos dignos y requeridos por nuestra población actual.

2.- Que se reduzca drásticamente la inaudita violencia que padecemos en (casi) toda la República y que ocasiona miedo en la ciudadanía hasta de salir a la calle.

3.- Que los candidatos a la Presidencia de la República participen en debates, verdaderos debates a través de los cuales presenten sus programas de gobierno.

4.- Que los ciudadanos nos interesemos por la política y las ofertas de los candidatos, porque así, en forma razonada, votaremos por la mejor opción.

5.-Que la votación para los diversos puestos de elección popular supere el 50% del porcentaje que corresponde al de la población en edad de votar.

6.- Que metan a la cárcel a los políticos corruptos que cínicamente se pasean por las calles de México o de otros países, y que devuelvan lo robado.

7.- Que se haga (hagamos) todo el esfuerzo, hasta el último esfuerzo posible, para reducir la pobreza y la desigualdad que impera en nuestro país para vergüenza de todos los mexicanos.

8.- Que la extraordinaria solidaridad manifiesta en las tragedias del 7 y del 19 de septiembre del 2017 se vuelvan parte de la cultura nacional.

9.- Que busquemos la felicidad para nosotros y nuestras familias con todo el tesón del que seamos capaces de poner, y que esta búsqueda no nos cause daño, tampoco a terceros, al contrario, nos acerque a Dios.

10.- Que el presidente Enrique Peña Nieto no siga descendiendo en su índice de popularidad -que actualmente se encuentra alrededor de 20 puntos, el más bajo que se recuerde desde que se inició esta valuación-, es decir, que aumente su popularidad ejecutando medidas acertadas con visión de Estado.


“Cada quien es el arquitecto de su propio destino” dice un famoso refrán y es verdad, porque “Nadie hará por nosotros lo que nosotros no seamos capaces de hacer” según reza otro famoso refrán.

Estemos preparados y enfrentemos los desafíos del 2018 en un ambiente donde impere el optimismo, donde veamos los retos como oportunidades y como un medio de superación. Seguramente tendremos penas y alegrías. Procuremos maximizar las primeras y minimizar las segundas. Nuestra mente puede y debe ser la mejor aliada, pero también puede ser nuestra mortal enemiga. No dejemos que nos atrape y maltrate, sino todo lo contrario, que sea el motor de nuestro desarrollo.

A todos mis lectores (y también a quienes no lo son) les deseo lo mejor para este año que está por comenzar.

Mañana será otro día.

,

*Presidente de Sociedad en Movimiento.

También te puede interesar:
¿Qué nos dejó el 2017?
La Virgen de Guadalupe
Código de integridad y ética empresarial

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.