Lo que queremos y lo que no queremos los mexicanos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Lo que queremos y lo que no queremos los mexicanos

COMPARTIR

···

Lo que queremos y lo que no queremos los mexicanos

18/05/2018

Interesante, muy interesante, el estudio presentado por Luis Carlos Ugalde denominado 2018 Una decisión trascendental, cuya lectura es obligada y que posiblemente se haya divulgado en uno o varios medios de comunicación.

Señala el autor, entre muchas otras cosas, los diez pilares del desarrollo, según la perspectiva de la ABM (Asociación de Bancos de México):

Prudencia en la economía y estabilidad macro

Un Banco Central autónomo

Finanzas públicas sanas

Tipo de cambio flexible

Libre comercio

Sistema financiero sólido y en libre competencia

Respeto a las instituciones

Respeto al Estado de Derecho

Libertad individual y derechos humanos

Igualdad y justicia social

Cada una de estas aseveraciones está razonada cuidadosamente y recomendamos su lectura.

Por otra parte, Ugalde señala las diez cosas que el sector productivo SÍ quiere para México y las diez cosas que el sector privado NO quiere para México.

Veamos las que el sector productivo SÍ quiere para México:

1.- Un país sin corrupción e impunidad con una Fiscalía General de la República independiente y un Poder Judicial accesible y justo para todos.

2.- Seguridad y para ello policías seleccionadas, capacitadas y equipadas bajo estándares internacionales con mejor coordinación.

3.- Un programa de inversión público- privada para tener más y mejores puertos, carreteras, ferrocarriles y aeropuertos, incluyendo el Nuevo Aeropuerto Internacional de México.

4.- Gobiernos transparentes que gasten de manera eficiente y que involucren a la sociedad civil en la planeación y toma de decisiones.

5.- Mejor educación con maestros preparados y evaluados, así como escuelas con acceso a la tecnología más moderna.

6.- Un país sin pobreza, con igualdad de oportunidades y que brinde una red básica de seguridad social para todos.

7.- Un sector energético abierto a la competencia y a la inversión, moderno, competitivo y que promueva energías limpias.

8.- Una regulación expedita y digital que promueva la creación de más empresas y una mayor apertura comercial.

9.- Pasar de lo hecho en México a lo creado en México al impulsar la innovación y capacitar a más profesionales para un mundo globalizado y altamente tecnológico.

10.- Un país limpio donde juntos hagamos crecer nuestra riqueza natural y erradiquemos la contaminación de nuestros mares, suelo y aire.

Y ahora veamos las nueve cosas que el sector privado NO quiere para México :

1- Un país donde el Estado compita en forma desleal con precios controlados y distorsione la economía de libre mercado afectando a los consumidores.

2.- Un país sin contrapesos en que una o varias personas se encuentren por encima de las instituciones, donde no se proteja a todos.

3.- Un país en donde los apoyos públicos no estén encaminados a premiar el esfuerzo.

4.- Un país sin libertad de expresión en el que los periodistas sean descalificados, denostados y desaparecidos por diferir de la opinión oficial.

5.- Un país que limite la inversión privada en el sector energético que hoy es la principal fuente de inversiones para el país.

6.- Un país que fomente la impunidad y deje sin castigo a los delincuentes.

7.- Un país donde el gobierno altere los salarios sin basarse en la productividad, provocando inflación y por tanto pobreza.

8.- Un país donde nuestros niños y jóvenes no tengan acceso a los mejores maestros porque su esfuerzo no es evaluado y porque son utilizados como un aparato de control político.

9.- Un país con una visión del siglo pasado que limite las oportunidades a los jóvenes mexicanos.

Le damos el crédito de estas propuestas a Luis Carlos Ugalde.

Todo esto nos llama a la reflexión. México sería otro si atendemos debidamente lo arriba señalado.

Mañana será otro día.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.