Es el momento de proponer
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Es el momento de proponer

COMPARTIR

···

Es el momento de proponer

11/05/2018
Actualización 11/05/2018 - 13:15

Este año es vital para el futuro de nuestro país. Antes de que termine estará gobernando un nuevo presidente de la República.

Nuestro futuro será muy diferente si gobierna López Obrador o si gobierna Anaya, por hablar sólo de los punteros. El primero ha intentado conquistar la presidencia desde tiempo inmemorial sin lograrlo, pero siempre acusando a “la mafia en el poder” de sus derrotas. Frecuentemente ataca al sector empresarial sin considerar que es el máximo generador de los empleos que tanto necesita nuestro país.

Necesitamos propuestas provenientes tanto del sector público como del sector privado y de la sociedad. Propuestas de fondo que puedan ser evaluadas y en su caso implementadas por quienes finalmente nos vayan a gobernar.

Me atrevo a rescatar las siguientes propuestas en el ámbito empresarial:

1.- Cumplir cabalmente con la ley. La certidumbre jurídica y el pleno Estado de derecho atraen inversiones productivas generadoras de empleo.

2.- Consolidar la fortaleza macroeconómica de nuestro país para seguir creciendo. Finanzas públicas sanas, acotamiento de la deuda pública y manejo responsable de las variables.

3.-Alianzas público privadas para detonar la inversión en infraestructura.

4.- Impulsar el desarrollo de las Zonas Económicas Especiales. Promover y facilitar el desarrollo de empresas en el sureste del país.

5.- Construir un mejor ambiente de negocios a través de una mejora regulatoria de fondo y con alcance nacional en los tres órdenes de gobierno. Facilitar la apertura de empresas y apoyar el emprendimiento.

6.- Fomentar la competencia de mercados. México debe continuar apostando por un modelo económico que fomente la apertura comercial. El sector exportador genera hoy más de una quinta parte de los empleos a nivel nacional. y estos empleos son, en promedio, 37 por ciento mejor remunerados que los de empresas que no participan en el mercado internacional.

7.- Profundizar la reforma laboral para que sea más sencillo contratar a una persona. Debe haber una mayor equidad de género en las remuneraciones y que las mujeres puedan desempeñarse como madres y trabajadoras.

8.- Promover la generación de empleos formales. Proponemos la eliminación del impuesto a la nómina, así como la deducción al 100 por ciento de prestaciones salariales.

9.- Detonar un mayor y mejor financiamiento del aparato productivo.

10.- Empleos dignos y mejor remunerados. Para esto, el aumento de la eficiencia y competitividad en todos los ámbitos resulta indispensable.

11.- Pago puntual de los impuestos a los que está sujeta la empresa.

¿Queremos un país fuerte y sano? Impulsemos micro, pequeñas, medianas y grandes empresas fuertes y sanas. Empresas que cumplan con sus accionistas, con sus trabajadores, con las leyes y con la sociedad en general. Un gobierno con visión, del signo que sea, no puede sino impulsar con toda energía la formación y el desarrollo de empresas socialmente responsables.

Mañana será otro día.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.