Opinión

Alarma en automotrices por Hoy No Circula

 
1
 

 

Ventas de Volkswagen

Se acumulan hoy dos semanas del entuerto con el que la autoridad quiso paliar el problema de la contaminación con el programa Hoy No Circula Temporal, y ya se encendieron los focos rojos del sector automotor. La situación es de alarma y cada empresa global sacó ya sus primeras conclusiones después de estos quince días de vigencia.

Hay dos problemas centrales que la industria automotriz observa: el primero es el desincentivo a la adquisición de autos nuevos; y el segundo es el establecimiento de normas de verificación innecesarias. Veamos.

En el primer caso, el desincentivo a la compra de autos nuevos por parte del consumidor, la industria argumenta que el programa Hoy No Circula está orillando a la gente a comprar autos de segunda mano. Las primeras investigaciones arrojan que una familia con 400 mil pesos de presupuesto está resolviendo adquirir dos autos usados en lugar de un auto nuevo. Los dos autos los buscan con engomados diferentes para tener garantía de movilidad diaria.

Este es un problema grave, porque la fabricación de autos podría experimentar un frenado forzoso y repentino. En el sector hay incredulidad porque se juzga inverosímil que mientras el gobierno cacarea los logros en inversión de plantas nuevas por un lado, por otro pone un programa que orilla a la gente a priorizar la compra de autos usados en lugar de autos nuevos. No debemos sorprendernos si en el mediano plazo la producción cae; se pierden empleos y se opaca el brillo de esta industria.

Y el segundo problema es igualmente grave. La industria considera que los verificentros son totalmente innecesarios, porque todos los autos nuevos cumplen con la NOM 163, que equivale a las estrictas normas de emisión de contaminantes de los Estados Unidos. No obstante, allá, tanto los gobiernos locales como los consumidores confían en que basta con que las grandes empresas automotrices cumplan con el estándar para que los autos puedan circular libremente. Esto no ocurre así en México, donde, en adición a la NOM 163, se solicita la verificación, y la autoridad ha señalado que será más “computarizada”.

La industria automotriz considera que la verificación es un impuesto adicional a la adquisición de vehículos nuevos que ya cumplen con altos estándares al salir de la fábrica.

La venta doméstica de autos y camiones ligeros creció 11.4 por ciento entre marzo de 2016 Vs. marzo de 2015. No obstante, es posible que cuando en dos semanas sepamos el dato de abril, observemos un descalabro considerable, porque el consumidor se quedó pasmado con el surgimiento del Hoy No Circula. Si esto se corrobora, atestiguaremos el golpe seco más fuerte a la industria que más bonanza nos ha traído en el último lustro.

Twitter:@SOYCarlosMota

Correo:motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:

Embajadores viven contrariados todos los jueves

Mario Cervera comprará al menos 375 autos híbridos

Dan náuseas los izquierdosos anti Uber