Opinión

Ajuste de mercados: misma historia, un desenlace elusivo

 
1
 

 

Contenedor. (El Financero)

El ajuste en los mercados se ha recrudecido en las últimas sesiones. Las razones no son nuevas. Los factores detrás de tal ajuste los hemos venido discutiendo por meses. No obstante, tales factores han probado tener un alcance mayor y su desarrollo ha tomado más tiempo de lo anticipado. En esta misma línea, en un lenguaje literario, el desenlace parece postergarse, al tiempo que la historia se recrudece.

La volatilidad financiera global sigue teniendo al menos dos fuentes clave:

Primero, las divergencias en realidades macroeconómicas y de postura monetaria entre Estados Unidos y el resto del mundo. Siendo su principal expresión la expectativa del inicio de la normalización de la postura monetaria por parte de la Fed.

Segundo, los elementos idiosincráticos de diversa índole que han tenido tanto alcance local como externo en los bloques desarrollados y emergentes.

Entre estos últimos han destacado particulares como el preocupante desempeño económico de China, la endeble situación fiscal griega, los decepcionantes efectos del Abenomics en Japón y la guerra de precios del petróleo promovida por Arabia Saudita.

En general, tal clima se ha traducido en bajos patrones de crecimiento económico alrededor del mundo, sobre todo en aquellas economías dependientes del mercado de materias primas –las cuales han promovido bajas inflaciones en el mundo desarrollado.

Este es el entorno donde no es claro que el fortalecimiento generalizado del dólar frente a prácticamente todas las monedas (resultado del contexto arriba descrito) esté dando pie a una salida exportadora desde los bajos patrones de crecimiento de los países con dicha orientación.

Para muchos, incluido el Banco Mundial, el potencial de una moneda depreciada para estimular el comercio de su plaza respectiva se ha venido limitando.

Una vez dicho lo anterior, es importante reconocer que seguimos discutiendo sobre los mismos determinantes de la volatilidad financiera desde el otoño pasado; no obstante, su alcance nos ha venido superando y su desenlace no se ha materializado.

No lo olvidemos, estamos justo en el territorio sin cartografía del que hemos hablado en este espacio desde hace ya bastantes meses, aquel donde la Fed estaría a punto de comenzar un largo proceso de desmantelamiento de los esfuerzos monetarios puestos en pie a partir del año 2008. A este proceso inédito se han añadido en el camino otros factores que lo han complicado aún más.

Sin duda un escenario complicado para los participantes en los mercados y para los responsables de la política económica y financiera. La reflexión: conviene mantenerse flexibles, cuidar los márgenes de maniobra y darle un peso muy especial al timing de las decisiones.

Twitter: @joelvirgen

También te puede interesar:
El papel de factores locales en la debilidad del peso
Acción coordinada Banxico-Comisión de Cambios
Expectativa de la reunión de Banxico