Opinión

¿Ahorrar en tandas o en un banco?

 
1
 

 

Ahorro

Son 44 instituciones en operación, coincidentemente el mismo número de bancos hoy en el mercado. Cumplen con regulación estricta para constituirse y tienen presencia en mil 200 municipios, principalmente los más pobres del país.

Desde 2005, las Sociedades Financieras Populares (Sofipo) nacieron con la finalidad de ser los “banco chiquitos” o la “banca social”, ya que eran los únicos que podían captar y prestar, actividad hasta esa fecha destinada a los que tenían una licencia de banca múltiple.

Sin ruido todos estos años, las Sofipo que se constituyeron atienden ya a más de tres millones de clientes, número que ha aumentado en casi 20 por ciento en los últimos dos años, impulsados por el incremento de sucursales y los productos de captación.

Pero el problema de la Sofipo Ficrea vino no sólo a dañar la reputación del sector, sino también ha hecho que se incremente la regulación hacia esas figuras.

Incluso, algunos que estaban en trámites para ser Sofipo, que mejor analicen la posibilidad de convertirse en bancos, ya que el proceso podría ser muy semejante, salvo la diferencia de capital que se requiere a cada una de estas figuras.

En el sector existe preocupación. Por ello, desde mucho antes de que se diera a conocer el caso de Ficrea, habían pedido que, por ejemplo, el seguro de depósito fuera manejado por una institución como el IPAB, que si bien es más costoso, es una mejor vía que las federaciones.

Aunque no consideran sea necesario incrementar el costo del seguro de depósito -en este sector que es de 25 mil Unidades de Inversión-, ya que según los datos de captación que se tienen, el ahorro promedio de los casi tres millones de clientes es de 15 mil pesos.

Sin embargo, el tema de los cambios en las leyes que regulan al sector de ahorro y crédito popular siguen estancados en el Senado de la República, ya que una vez que Ficrea se encuentra en concurso mercantil y parece que no hay nada más que hacer, el caso pareciera que fue olvidado, dejando a un lado los beneficios que podría ser el que se aprueben cambios como el que sea el IPAB el que administre los seguros de depósito de las Sofips.

Los “bancos chiquitos” -como fueron llamados durante el diseño de las Sofipo- se han enfocado en fomentar ahorro y el esquema de más éxito es el basado en las tandas, con la diferencia de que este dinero cuenta con un seguro de depósito y, en la parte del crédito, en prestar sin que comprueben ingresos sus clientes, lo que ha arrojado que algunas de las Sofipo tengan morosidades menores a 2.0 por ciento.

Para la Asociación Mexicana de Sociedades Financieras Populares (Amsofipo), que agrupa a 26 de las 44 autorizadas en el sector, es necesario que se den señales más claras y se empiece a diferenciar quiénes trabajan en pro de dar servicios financieros a los más pobres del país. En lo que eso sucede, seguirán esperando a que legisladores definan si los seguros de depósito de estas tres millones de personas son ahora vigilados por el IPAB. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

Estrenos
Y aunque hace un año se anticipaba que el brindis de 2015 sería en la nueva Torre de BBVA Bancomer de Paseo de la Reforma, no será así, ya que aún hace falta que sea inaugurada de forma oficial y se terminen algunos detalles. Desde hace unos meses ya trabajan ahí casi cuatro mil personas y se escuchan propuestas para hacer una inauguración especial.

Twitter: @JLeyvaReus

También te puede interesar:
Hackers, tras bancos y mercado de valores
¿Ahorras para que te roben?
Entidades populares siguen modelo de bancos: cobran por todo